TVR tenía razón

Antes de inmiscuírme en mi tema, quiero agradecer públicamente la invitación para integrarme, nuevamente, a este hermoso blog. Presentaciones al márgen (para eso está la sección Staff), quiero dedicar mi primer post al "velletismo" del periodismo deportivo nacional. Sabido es que a los que somos periodistas nos resulta muy fácil cambiar de opinión de la noche a la mañana, como quien no quiere la cosa. Pero lo sucedido con respecto a la Selección dejó mucha tela para cortar.

En primer lugar, es llamativo ver cómo los comunicadores pasan del amor al odio en cuestión de segundos. La selección de los 50 puntos de rating y el jogo bonito mutó al "equipo desorganizado", a la "falta de táctica" y a "los ciclos cumplidos" en cuestión de 90 minutos. Si bien el periodismo de anticipación, mal llamado "futurología", no es lo que señalan los Manuales de Estilo (¿alguno los habrá ojeado al menos?). Pero la costumbre de hablar con el diario del lunes es de un facilisimo excacerbado, barato e irritante.
La defensa para Basile la dejo para los fundamentalistas (ni él mismo supo hacerlo en una conferencia de prensa bochornosa). De los jugadores tampoco hay mucho para comentar. La "generación de perdedores" que encabezan Zanetti y Ayala seguramente va a pasar al rincón del olvido en unos días más. Ellos pusieron la cara pero no son los responsables del fracaso. Así que vaya el reconocimiento por sus constantes y buenas actuaciones con la celeste y blanca en el pecho.
Me encantaría defender a mis colegas. A mis compañeros de profesión. A quienes llevan el periodismo en el corazón tal como lo hago yo. Pero no puedo. No hay defensa que valga. La simpleza con la que se crea un personaje y se lo voltea al día siguiente no resiste análisis ni argumentos. Es denigración de la profesión, de forma hecha y derecha. Es exitismo de primer grado, fanatismo a ciegas y sin contemplación.
Eso hay que dejarlo para la tribuna, no para la tele ni la radio. Si nosotros nos convertimos en exacerbados hinchas, después no nos podremos quejar de que los futbolistas devengan en periodistas sin enseñanza ni conocimiento previo. Ése lugar se lo hemos dado nosotros, debido a la incapacidad y la falta de preparación. A la obsecuencia extrema y muchas veces a la venta al mejor postor. Y después que no digan que no hay oportunidades o que en los medios aparece cualquiera. Para cambiar, hay que empezar por casa. Si no, no habrá lamento que valga.

Escrito por Anónimo en martes, julio 17, 2007. Etiquetas , , , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

16 comentarios for "TVR tenía razón"

  1. Son mufa (?) postearon un avión brasilero y adivinen que paso...

  2. Jaja, es verdad fmz, se les habra pegado (?)
    Guille, la verdad que da gusto ver un post tan bien escrito. Con respecto a lo del periodismo argentino, creo que utilizan el mecanismo para cualquier deporte, pero en el futbol, debido a la magnitud que alcanza aca en Arg, obviamente se ve mas claro (y mucho mas con la Seleccion en si). Hay algo que es claro, y es que cada vez hay menos periodistas en serio (no serios, que es diferente) y mas lobbistas, amigos de la Chancha, "nenes bien" con plata para llegar a la tele, y muchos otros personajes pseudo-periodistas.

  3. Muy buen articulo, muy bueno de verdad. Felicitaciones.
    Tambien comparto muchas de las verdades que dice 8 mentiroso. Hay mucho para revisar en el periodismo argentino, pero no nos olvidemos que como sociedad tenemos el periodismo que nos merecemos (lamento incluir a las personas honestas y dignas con el uso del termino sociedad, sabrá cada uno de que lado está). Hoy el oficio de periodista está bastardeado y es funcional a la sociedad prodrida en al cual vivimos.
    saludos a todos

  4. disculpen me olvide otra cosa.
    Antes de brasil era "el equipo descansa en la pileta del hotel dentro de un clima familiar", despues de Brasil fue "la selección no resguardó su intimidad en la previa la final"
    el periodismo argentina da lastima.
    Saludos

  5. Decís algo bastante obvio que pasó y seguirá pasando.

  6. Realista el post, pero imposible de cambiar...por más que estudien y se comprometan siempre aparecerá un Sanfilippo para arruinar todo.

    Algo de esto, publiqué en mi blog tratando de darle un toque de humor...www.desdeeltablon.blogspot.com

  7. Los periodistas deportivos reciben muchísimo dinero de la marcas (Nike, Adidas, etc) para inflar o matar a los jugadores/equipos, este tema está muy bien explicado en el libro No Logo.

  8. También estoy de acuerdo con el post,creo haberlo expresado en otras oportunidades.El periodista (segun mi punto de vista)tiene que tener cierta distancia con el protagonista.En Venezuela faltaba ver a los periodistas con los jugadores en la pileta nada más.
    Y también estoy cansado de escuchar como endiosan a los jugadores.Basta de llenarles la cabeza,a ellos y a la gente;despues en las derrotas pasa esto tener el "mejor equipo de la historia" y cuando pierden todo parece una catástrofe.
    Ejemplos a seguir:
    Riquelme(el mejor jugador del mundo)-Pagani
    Tevez(el jugador del pueblo-la mejor aparición después de Maradona)-Niembro
    Messi(la reencarnacion de Maradona)-alguien de la red
    Gago(vino a cambiar la historia del futbol argentino)-Niembro.

  9. Anónimo 12:43 p.m.

    El exitismo del periodismo en general es lastimoso, pero supongo debe ser así más o menos en todos lados. Lo preocupante es que no saben hacer preguntas, sino que le tiran centros al entrevistado y la palabra repregunta no la conocen.
    Eso es impresentable pero superado por Benedetto siendo tirado al agua o a Musculito de TyC con yerba en la cabeza.
    Y otro tema a tratar sería el de los fundamentalistas (Araujo/Niembro con Bilardo y Pagani con Basile) Lo escuché a Pagani decir que 2 Kaká hacen un Riquelme, todavía no salgo de mi asombro, la falta de respeto de ese tipo.

  10. Ojo, que la culpa es del chancho y también del que le da de comer (los consumidores), si la gente lee sus diarios y mira y escucha sus programas retroalimentan la lacra periodística. Tal vez con un poco más de educación se venderían más libros y menos Olés.

  11. No hay que tomar tan en serio las cosas que dicen esos tipos.
    En cuanto a endiosar jugadores me preocupa más cuando hablan de jugadores con 3 partidos en primera que de esos ejemplos que, exageraciones y gustos al margen, algo hicieron.

    Otra tema, ¿Rivas al Inter? Ya no se entiende nada.

  12. Anónimo 2:21 p.m.

    En ole hoy:
    "Mauro, en Phoenix, con su nueva imagen: flequillo cruzado sobre la frente, pelito estirado y un toque de rubio. Eso sí, expica que por ahora nada de cosas raras como hacía Palermo."
    El titulo de la victoria de boca era boselli estreno nuevo look(?) e hizo un gol...
    Y al otro dia ya hacen una nota hablando del peluquero????
    Hablando de periodismo serio...

  13. En primer lugar agradezco a todos por opinar; A quienes dejaron puntos de vista positivos y a los que no, también.
    Es un gusto para mí publicar notas en este tipo de sitios, donde la diversión es sana, libre y en cantidad.
    Con respecto a quienes dicen que mi nota tiene contenidos obvios o sobreentendidos, puede que sea cierto. Pero quédense tranquilos que los grandes éxitos se producen cuando se insiste hasta el hartazgo en ciertos aspectos que para muchos puedan ser reiterativos. Además, créanme que todavía hay gran cantidad de personas que consumen diariamente desconociendo lo que realmente sucede y los intereses que se persiguen en los medios.
    Si cada uno pudiera expresar líbremente lo que piensa sobre el periodismo en Argentina, no tengo dudas de que la realidad sería mucho menos difusa y más promisoria.
    Un abrazo grande y gracias por tomarse la molestia de comentar.
    GUILLERMO FECHENBACH (ROSARIO-AR)

  14. Alepatagonia 5:51 p.m.

    Estoy de acuerdo con el post ...
    salvo que si veleta (la del gallito en el techo que gira segun el viento) se escribe con una sola ele, entonces veletismo tambien deberia serlo.

  15. Anónimo 8:00 p.m.

    Uno a veces no necesita verlos para enterarse, personalmente en TV solo veo "Hablemos de Futbol" y veo los partidos, pero a veces haciendo zapping te enterás de cosas increìbles, esa que cuentan de Benedetto no se puede creer.
    Espero con ansias el informe de TVR para ver como se dieron vuelta en 90 minutos la mayor parte de los periodistas.
    Bueno el blog, me encanta cuando se opina sin putear y sin caer en los famosos boca-river (en el sentido de estar a favor o en contra de algo)

  16. Anónimo 12:56 a.m.

    Los periodistas deportivos argentinos son, en su mayoría, tan malos como la mayoría de los periodistas argentinos tomados en general. Prueba de ello es que, para los que por su edad no han podido verlo, el presente de la selección albiceleste es parecidísimo a lo que ésta era antes de 1975: jugadores abonados permanentes al equipo por mediocres que fueren, entrenadores que no trabajan, culto a la inspiración momentánea como si fuera el único deporte colectivo en que la coordinación y el desarrollo de las dotes deportivas por el entrenamiento no aumentara las oportunidades de competir y ganar, buenos futbolisats que no son convocados porque no tienen tal o cual representante o no juegan en tal o cual equipo, y venta de humo al por mayor buscando (y consiguiendo) que el público empiece por repetir las huevadas de Basile y los periodistas pro y contra (que este era un equipo A, que habíamos ido para ganar la Copa América, etc.). Hasta Menotti, metido a opinador periodístico, repite las mismas huevadas, cuando él mismo fue (continuado por Bilardo) quien terminó con toda esa sanata del espontaneísmo que imaginaba a un partido de primera (e internacional) como una continuación de los picados que nos jugamos tras el asado dominguero con los amigos.

    Tenés razón en que son veletas, pero lo peor de todo es que NO COMENTAN LOS PARTIDOS, NO HABLAN DEL JUEGO. Sólo hacen operaciones de marketing. La otra vez, para que reaccionaran todos, hubo que esperar a que Holanda nos metiera ocho en dos partidos (y pudieron ser más) con un equipo que, tomado jugador por jugador, era -salvo Cruyff- inferior. Pero estaba bien entrenado y sabía a qué jugaba. Esto de la final con los brasucas es lo mismo que en 1974 le ocurrió a Argentina, Uruguay y Brasil con los naranjas. Habíamos aprendido y éramos nuevamente de los mejores. Los chantas, numéricamente suficientes para vencer al mejor en cualquier rubro en la Argentina, nos han devuelto a la medianía resignada. Y para algunos, es negocio. ¡Felicitaciones, muchachos!

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.