Adrià Vilanova, el hijo de Tito

Cuando alguien llegue a este texto, la noticia de un título que estaba al caer seguro que ya forma parte de la historia como otro trofeo en la vitrina de Barcelona: la categoría Cadete B no pudo llevarse el título esta jornada tras empatar en campo de Cornellà, pero se encuentra a sólo un triunfo de proclamarse campeón de la Liga Preferente Cadete. Aunque dominó, el conjunto juvenil no pudo quebrar el cero y postergó el festejo. 

Y, por esas cosas del destino, la vuelta de los chicos puede llegar en casa ante un equipo que se llama Vilanova, como Tito, el nuevo DT del primer equipo. Los tres puntos frente a Vilanova i la Geltrú, en casa, alcanzarán para el título.

Pero la coincidencia no termina allí y justifica el por qué de tanta explicación: en el plantel dirigido por Francesc Artiga Cebrián y Andrés Martín García aparece un volante al que se le infla el pecho de orgullo cada vez que le dicen que su padre es el elegido para continuar con la senda ganador de Pep Guardiola: Adrià Vilanova Chaure es el joven en cuestión.

Adrià Vilanova (nació el 11/02/97) es hijo de Tito Vilanova, el hombre que pasó de ser la mano derecha de Pep a convertirse en su sorpresivo reemplazante y el mismo que agradece que Adrià se haya sumado a La Masía por su cuenta, sin ninguna palanca paternal. 

Con 15 años, este centrocampista made in Barcelona ya marcó en rojo lo vivido el pasado 27 de abril, cuando Pep confirmó su salida y la dirigencia eligió a padre. Fue un viernes de emociones fuertes y con muchas felicitaciones que llegaron desde compañeros del fútbol formativo, amigos y compañeros del colegio. Aunque él prefirió el silencio "virtual" desde cuenta en Twitter (@AdriaVilanova) y sólo se dedicó a pensar en sus compromisos futbolísticos, concentrado en los objetivos de un Cadete B que busca ser campeón.

No es el único ni el último "canterano" de apellido célebre dentro del Mundo Barcelona. En los últimos tiempos, dejaron la disciplina blaugrana chicos como Jessua Andrea Angoy Cruyff (nieto de Johan) y Guim Laporta, el hijo del ex-presidente. Cruyff, de 17 años, emigró en agosto del año pasado a Wigan, mientras que Laporta, de 13 años, se fue en septiembre con su madre a Londres para fichar con Arsenal.

Del futuro de Adrià, poco se puede predecir. Con 15 años y con un buen desempeño en las categorías menores, sólo se puede asegurar una extraña explosión mediática cuando su padre asuma oficialmente como entrenador. De él dependerá su adaptación ante una exposición que puede generar una inflexión en su carrera. Será nada más y nada menos que "el hijo de Tito".

Escrito por San_Felipe en lunes, mayo 07, 2012. Etiquetas , , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

0 comentarios for "Adrià Vilanova, el hijo de Tito"

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.