Taxicab Confessions

Aunque está claro que la foto agiganta la figura de Michael Schumacher, siete veces campeón de la F1, la anécdota que tuvo lugar hacer un par de días hace que el germano caiga aún más simpático.

Imitando a un
ex-técnico de la selección argentina de fútbol, el laureado piloto se puso a conducir un taxi, dejando en evidencia a un lento chofer. El retirado deportista, junto a su familia, estaba llegando tarde al Aeropuerto de Berlín por lo que le pidió al conductor del vehículo si podía manejar él. Emulando a Ricardo Arjona (?), Miguelito rodó a toda velovidad en las curvas y realizó adelantamientos increíbles, según comentarios del chofi, que tuvo la suerte de vivir una gran experiencia y de recibir 140 dólares de propina. A mi humilde entender, el relojito estaba truchado (?).

Escrito por ezequiel en miércoles, diciembre 12, 2007. Etiquetas , , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

2 comentarios for "Taxicab Confessions"

  1. Sobre la anécdota se puede aportar muy poco.Ahora,las minas que lo rodean están muy buenas.Seguramente ellas podrían contar historias más interesantes de Shumi.

  2. Las llevó a todas en el taxi, Abbi?

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.