Copa América 2011 - Día 3: Mismo resultado, diferente tónica


Al igual que la Argentina, Brasil no pudo festejar en su debut: Venezuela, el rival de turno, fue un conjunto sobrio, sólido y seguro que logró mantener invicto su propio arco. Los dos principales candidatos a conquistar América igualaron en su primera presentación. Ambos tuvieron rendimientos individuales y colectivos muy por debajo de las expectativas. Sin embargo existieron pequeñas pero notables diferencias entre un empate y el otro. Detalles que en el fútbol actual terminan siendo determinantes.

El Scratch fue amo y señor del fútbol en La Plata. Mantuvo la posesión del balón durante gran parte de los noventa minutos y demostró tener incorporado con más claridad que la Argentina el concepto de juego colectivo. Generó varias oportunidades claras de gol pero no pudo aprovechar ninguna, ya sea por la ineficacia propia o por la estupenda actuación de Renny Vega, el héroe venezolano. Argentina, en cambio, inquietó a cuentagotas a Carlos Arias mediante arrestos puramente individuales de Aguero, Messi o Lavezzi.
 
La Verdeamarela nunca estuvo al borde del abismo y, más allá de falencias en la definición, controló siempre el partido y mantuvo maniatado al conjunto venezolano en todo momento. Argentina si sufrió y demostró gravísimos errores conceptuales en defensa. Burdisso y Milito padecieron durante toda la noche a Marcelo Moreno Martins, único delantero en la estructura implementadaa por Gustavo Quinteros.

La principal diferencia entre Brasil y Argentina es su actualidad y su pasado inmediato. Mano Menezes está preparando en la Copa América el equipo que afrontará el próximo Mundial. El ex técnico del Corinthians está provocando una extrema renovación en la Verdeamarela, sembrando los cimientos del modelo 2014. Frente a Venezuela, Menezes apostó por Paulo Henrique Ganso, Neymar, Pato y Robinho como atacantes. Lucas, un talentoso mediocampista de tan solo 18 años que es estrella en el Sao Paulo, ingresó en el segundo tiempo.

En Brasil, el futuro es hoy pero el pasado también le permite al DT darse el lujo de convocar muchos jóvenes con la misión de darles rodaje, juntos, en la competencia oficial más importante que tendrá antes de la Copa del Mundo (no jugará Eliminatorias por ser el anfitrión y solo participará de los Juegos Olímpicos y la Copa Confederaciones). Bicampeón de América, después del fracaso en tierras sudafricanas los fanáticos y los dirigentes asumieron que era el momento indicado para cederle la Selección Mayor a las nuevas estrellas. Menezes lo admitió públicamente en más de una oportunidad: La Copa América no es prioridad para Brasil.

En Argentina, en cambio, aunque Sergio Batista infiera en su discurso un objetivo similar al de Menezes y su renovada Brasil, el presente es opuesto. La Albiceleste tiene una oportunidad inmejorable de cortar con la nefasta racha de 18 años sin títulos. Con un plantel repleto de estrellas mundialmente reconocidas (no hay ni un jugador que llegue como una apuesta personal del DT para el futuro), es una chance única de reconquistar América, matizar las últimas dos finales y sacarse presión de cara al Mundial en territorio brasilero. Gloria o fracaso, no hay otra alternativa: debe consagrarse campeón en casa.

Escrito por Matías Baldo en lunes, julio 04, 2011. Etiquetas , , , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

0 comentarios for "Copa América 2011 - Día 3: Mismo resultado, diferente tónica"

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.