Mundial Turquía 2010: Magnano, el arma más poderosa de Brasil


Este martes, Argentina y Brasil, desde las 15.30, protagonizarán el último duelo de octavos de final del Mundial de Turquía 2010 en lo que será una nueva edición del clásico sudamericano. Más allá de los aspectos característicos de un duelo como este, en una instancia como es la de octavos de final de un Mundial, este choque entre dos potencias basquetbolísticas tendrá un condimento especial: Rubén Magnano, el padre de la Generación Dorada (que tuvo su puntapie inicial con la labor de Julio Lamas, quien fue mechando jóvenes con experimentados), estará sentado en el banco de enfrente dirigiendo tácticamente a la Selección Brasilera. 

Magnano comenzó su gloriosa historia al mando del equipo argentino en 2001 después de su paso por Boca Juniors. El subcampeonato y la victoria ante Estados Unidos en el Mundial de Indianápolis 2002, organizado en su propia casa (primera derrota de; Dream Team desde Barcelona 1992, en donde los yankees permitieron la participación de los NBA) y la medalla de Oro conquistada en Atenas 2004 (con su inolvidable corrida alrededor de la cancha tras el agónico doble de Manu Ginóbili a Serbia en el debut y un nuevo cachetazo a Estados Unidos) son los puntos más altos de quien mañana será el "enemigo número uno" al frente del combinado argento.

Sin dudas, más allá de las figuras que ostenta Brasil en su plantel, lo que más preocupa al conjunto argentino y a su entrenador Sergio Hernández es, justamente, la presencia de Magnano enfundado con la camiseta de entrenador verdeamarelho. Él fue quien terminó de formar a los jugadores que hoy conforman el plantel y es el principal artífice de que los Ginóbili, Scola, Delfino queden marcados a fuego con la mística y la jerarquía que hoy en día sacan a relucir partido a partido. Conoce en detalle a la mayoría de los doce mundialistas (por lo menos a las principales figuras) y eso es lo que eleva a Brasil al grado de "temible", más allá de sus jugadores destacados. Además sabe como reaccionan ante diferentes tipos de situaciones durante los partidos y entiende como contrarrestar las estretegias del conjunto albiceleste.

Aunque Sergio Hernández no quiera darle importancia a la figura de Magnano como entrenador brasilero ("No me tengo que preocupar de Rubén, tengo que estar pensando en los jugadores a los que nos vamos a enfrentar") sin dudas es un escollo más que Argentina tendrá que sortear. Ni Magnano, ni Hernández, ni  brasileros ni argentinos querían cruzarse entre sí, y menos en esta instancia del sorteo. Desde que Argentina sucumbió ante Serbia y Brasil le ganó a Croacia que se está respirando un duelo que tendrá los condimentos de siempre y un agregado extra... Magnano, a pesar de sentirse plenamente identificado con esta Generación Dorada, será uno más de aquellos que quieren dejar afuera al equipo argentino. 

Las claves del partido: 

Sin dudas Brasil está en un proceso de refundación basquetbolística de la mano de su nuevo entrenador, que poco a poco está provocando un cambio en el juego del seleccionado brasilero. La presencia de Magnano le da un plus, un salto de calidad, a una selección que, por nombres, también tendría que pelear el torneo aunque no sería tomada como seria candidata si tuviera otro entrenador.

El seleccionado verdeamarelho terminó tercero en el Grupo B con un récord de tres victorias y dos derrotas. Sorprendió en la ajustada derrota ante Estados Unidos, partido que tranquilamente podría haber ganado pero que por una serie de errores sobre el final terminó postergando una victoria que podría haber sido histórica. 

El máximo anotador brasilero es el base de los Phoenix Suns de la NBA, Leandrinho Barbosa, con 15.4 puntos por partido. La gran figura es el pivote, ahora compañero de Ginóbili en San Antonio Spurs, Tiago Splitter. Considerado el mejor pivote de la última temporada europea, Splitter promedia 13.4 tantos y 5.2 rebotes por encuentro.

Argentina suma a un gladiador para la batalla que tendrá ante los brasileros: Fabricio Oberto, ya recuperado de la fiebre que lo aquejó durante los últimos días y que le impidió ver acción en la mayoría de los partidos de la primera fase, será una alternativa para acompañar debajo del poste bajo a Scola, máximo anotador del torneo, y así darle variantes ofensivas a un equipo que por momentos solo logra sumar por el gran trabajo del pivote de Houston Rockets. 

El partido será complicado porque son dos rivales que se conocen mucho y siempre han protagonizado duelos muy parejos durante la historia reciente. Será importante ver como funciona la rotación en ambos equipos, es decir, cuanto aportan los jugadores que ingresan desde el banco de suplentes. Además habrá que ver si la zona que, en la previa, Magnano utilizaría para frenar al goleador del Mundial surge efecto. En caso de que lo haga será necesario un buen porcentaje de triples por parte de los argentinos. Todo puede pasar en un partido entre dos potencias que, para su desgracia, se cruzaron demasiado temprano en este Mundial.

Relacionado:
# Cómo ver Argentina vs Brasil online  

Escrito por Matías Baldo en martes, septiembre 07, 2010. Etiquetas , , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

0 comentarios for "Mundial Turquía 2010: Magnano, el arma más poderosa de Brasil"

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.