Papi quiero uno!

Mauricio tiene quién lo imite. En España, la familia Sanz (con el ex presidente del Real Madrid, Lorenzo, a la cabeza) ha comprado el Malaga.
La noticia no recae en el patriarca de los Sanz sino en el hijo. Resulta que Fernando, su hijo, es el capitán del Malaga y dejará el futbol para dedicarse de lleno a la presidencia del club.
El ex jugador de Unión Española (Chile) y Real Madrid (y su filial) colgará los botines y recibirá el regalo que cualquier hijo quisiera recibir de un padre: un club de futbol.
El acuerdo venía madurando hace unos días pero hoy se firmaron los documentos necesarios para que el club español, que milita en la Segunda División, pase a sus manos, y ahora faltarían arreglar pequeños detalles del alejamiento de Fernando de la practica profesional del futbol. Los medios malagueños hablan de que la operación asciende a seis millones de euros, una ganga (aunque desconocemos el pasivo de la entidad).
La venta ya se realizó, Fernando tuvo su ansiado dia del niño (y que no pida para Navidad porque eso ya es de gula) y ahora solo queda una duda que circula en algunos diarios españoles: si podría cumplir todas las funciones a la vez sin alejarse de las canchas. Lo que suena a poco serio, pero todo parecería posible. La mayoria lo da cerca del retiro pero el rumor de la triple función (jugador-capitan-presidente) circula. Veremos como avanza la situación en los proximos días.
Gracias Franco, Gracias Lorenzo. Ni Tinelli y Weich (?) juntos podrían cumplir un sueño así.

# La familia Sanz abre hoy una nueva etapa

Escrito por San_Felipe en viernes, julio 28, 2006. Etiquetas . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

2 comentarios for "Papi quiero uno!"

  1. Un milagro que haya jugado tanto tiempo en primera de España, cuando jugó en Chile era pésimo y se dedicó más al hueveo que a jugar.... claro que su hermano aún peor jugador.

  2. Y su hermano Alejandro, el cantante (?)

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.