Vengan a ver...al nuevo Rey

"Con las gotas del agua bendita recibida, el evidente niño zurdo y argentino, se adueña del mundo y, pocas semanas antes del Mundial, como un telegrama con buenas noticias, convoca a la ilusión de los que, escépticos, veían Alemania como el escenario de una nueva frustración.

No hay más de diez minutos en auto separando el estadio del Chelsea del teatro en el que, a orillas del Támesis, Shakespeare presentó su "Sueño de una noche de verano". El juvenil poeta de Rosario escribió durante noventa minutos una obra perfecta, imperecedera, de las que conmueven al mundo.

Interpretó al personaje central y mantuvo al público -en los dos actos majestuosos de su creación- convencido de que era testigo de lo perdurable. Como el bardo inglés exhibió su creatividad con simpleza, desafió al tiempo, pronunció las nuevas reglas del arte que cultiva y se lanzó a la fama con la potencia de los libros que atravisan los tiempos.

Los críticos incrédulos fueron como el hachazo de Del Horno, el jugador que con su torpeza se asoció, como el verdugo a la víctima, a la hazaña de Messi, el muchachito sonriente que sepultó al Chelsea en la polémica que vino luego, cuando el portugués Mourinho eligió el escudo de la justificación y dramatizó la derrota.

Los pubs de Londres, como los títulos de L´Equipe, El País, Bild y el Corriere de la Sera, son elocuentes. Fueron los ingleses quienes en el choque dorado de los grandes vasos brindaron por el nuevo rey que toda Europa celebra."

Escrito por San_Felipe en martes, febrero 28, 2006. Etiquetas . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

0 comentarios for "Vengan a ver...al nuevo Rey"

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.