Nueva Zelanda 2011: La Batalla de Dunedin



Los Pumas se quedaron a las puertas del batacazo frente a Inglaterra. Pese a la derrota, la Batalla de Dunedin dejó un saldo más que positivo para la selección que comanda Santiago Phelan. El pesimismo previo al test match se transformó en optimismo tras la actuación frente a la Rosa. Argentina demostró virtudes para materializar la clasificación a los cuartos de final, un objetivo con tintes de hazaña en la previa de la Copa del Mundo. 

La tristeza por una victoria que se escurrió tras un trámite parejo se profundizó considerablemente por la lesión que marginó a Gonzalo Tiesi, uno de los sobrevivientes de Los Pumas de Bronce, del Mundial de Nueva Zelanda. El centro, quien había sido protagonista por su duelo personal frente a Manu Tuilagi, era uno de los pilares de la estructura argentina. El golpe malintencionado sin pelota de Courtney Lawes le provocó un esguince en su rodilla derecha con lesión de ligamento lateral interno y parcial del cruzado anterior. La lesión que obligó a Felipe Contepomi a abandonar rápidamente el debut le impedirá participar del match frente a Rumania pero podrá recuperarse para el trascendental encuentro ante Escocia

Los Pumas dominaron a los ingleses durante setenta minutos apelando a la rudeza física a puro tackle. Cuando mermó en su intensidad por el cansancio propio de una lucha constante, los ingleses aprovecharon la única falla en el tackle argento y por intermedio de Ben Youngs, quien con su ingreso cambió el ritmo de su equipo, marcaron el try que propició su victoria.

Fue un partido marcado por la ineficacia en los disparos a los palos. Jonny Wilkinson se mostró raramente errático: marcó la única conversión y solo aprovechó dos de los siete penales que ejecutó. Uno de ellos, a los 75 minutos, estiró la ventaja a más de tres puntos, obligando el try argentino. Martín Rodríguez Gurruchaga, convertido en dueño de los kicks por la inesperada lesión de Contepomi, también falló como pateador: 2/7 en penales, la mayoría de ellos desde tierras muy lejanas. 

Ese rubro inclinó la balanza a favor de los europeos: Los Pumas equivocaron su estrategia. Pidieron palos desde distancias que merecían ir en busca del line. En la única que decidieron sacarla cerca del in-goal rival, ganaron en las alturas y estuvieron a punto de apoyar un try que hubiera modificado el trámite del test. Inglaterra aprovechó esa vía para ganar el partido: Wilkinson, cansado de fallar, decidió ir en busca del line tras el penal cobrado a Gonzalo Camacho por un tackle ascensor. Allí nació el try que apoyó Youngs, determinante en el 13-9 final.

"A Los Pumas nunca nos sobró nada. Todo lo que somos y todo lo que vendrá solo será fruto de nuestro estfuerzo y sacrificio" escribió Mario Ledesma, una de las figuras del choque frente a Inglaterra, en La Nación. Es cierto, a los nuevos Pumas nunca les sobró nada durante los últimos cuatro años. Frente a un equipo que dispone de una competencia fija anual y que es la cuna del rugby, una Argentina con pocos partidos internacionales en los últimos cuatro años cumplió con creces. 

Con esfuerzo, solidaridad y sacrificio, apelando a la mística que empezaron a gestar en Gáles 99 y a su enorme corazón, Los Pumas dejaron su sangre y su sudor en su debut. Fue un enorme partido de los forwards con su infalible tackle y su supremacía sobre el pack rival. Ahogaron a los medios ingleses y cortaron la cirulación del juego inglés. Ledesma, Julio Farías Cabello y Juan Fernández Lobbe fueron los más destacados. Los backs se adaptaron a las repentinas bajas de dos de sus figuras y se reacomodaron sustentados por la gran actuación de Marcelo Bosch

El próximo examen será Rumania, un equipo que sorprendió a Escocia en su debut. Será una nueva batalla física, otro desafío para un plantel que tendrá una semana para recuperarse. El objetivo ante los rumanos no solo es la victoria: también el punto bonus. Para ello deberán marcar tries y sumar puntos, el gran déficit en la Batalla de Dunedin. Invercargill será el nuevo escenario de otro duelo trascendental. 

Escrito por Matías Baldo en domingo, septiembre 11, 2011. Etiquetas , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

0 comentarios for "Nueva Zelanda 2011: La Batalla de Dunedin"

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.