Nueva Zelanda 2011: Campeones o Destierro


Nueva Zelanda conquistó su única Copa del Mundo hace veinticuatro años en casa. Eterno candidato, nunca más pudo volver a levantar el título. El peso histórico de las repetidas frustraciones mundialistas es una mochila extremadamente pesada para los All Blacks. Los fanáticos presionan y exigen. Los medios también: un tabloide sensacionalista neocelandés tituló "Campeones o Destierro" la previa del debut ante Tonga. 

El anfitrión cumplió con su primer objetivo: venció por 41-10 a las Águilas Marinas. El resultado, más enjuto de lo esperado, sembró la preocupación en un grupo que ni siquiera se permitió celebrar la victoria. El rendimiento propio no fue el imaginado en una previa que anticipaba una masacre local. Pese a la diferencia en el marcador y el punto bonus conquistado por los seis tries convertidos, el balance final dejó superávit de dudas y déficit de certezas en el equipo de Graham Henry. 

Los All Blacks alimentaron su victoria con una ráfaga de veinte minutos en el primer tiempo: se fueron al descanso 29-3 arriba. En la segunda etapa perdieron intensidad, le regalaron la posesión, el terreno y la iniciativa a un Tonga que apeló a su poderío físico para lastimar a los backs necolandeses. El maul tongano funcionó a la perfección: así apoyó su único try, en el epílogo del partido. 

La pareja de medios falló en su debut: ni Jimmy Cowan ni Dan Carter cumplieron un buen papel frente a los tonganos. El medio scrum no logró imprimirle ritmo a la ofensiva de su equipo. Lento y previsible, fue carne de cañón para el férreo e insistente tackle tongano. El apertura, más allá de sus once puntos y su buen juego de manos, estuvo impreciso con sus kicks para alejar el peligro de su propio in-goal y trasladarlo a campo contrario. 

El excéntrico centro Sonny Bill Williams, quien además de rugbier es boxeador profesional, fue el MVP del partido. Fue uno de los pocos que se rebeló ante la parsimonia general. Participó de los tries con su magia y su talento para limpiar el juego con el tackle rival encima. El fullback Israel Dagg, quien sorpresivamente le ganó la pulseada a Mils Muliaina, fue el otro destacado: marcó dos tries y enarboló la ofensiva neocelandesa. 

Nueva Zelanda deberá levantar su nivel si quiere reconquistar la Copa Web Ellis. Mejorar progresivamente a medida que avanza la competencia, ese es el método que los All Blacks deberán implementar. De menor a mayor, puliendo cada vez más su juego y su funcionamiento colectivo. Gloria o fracaso. Campeones o destierro. 

Escrito por Matías Baldo en viernes, septiembre 09, 2011. Etiquetas , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

0 comentarios for "Nueva Zelanda 2011: Campeones o Destierro"

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.