El Burro y el Dragón, una historia de amor y desafíos múltiples

Rodolfo Della Picca (DT), Ariel Ortega y Marcelo Achile (Presidente), juntos en la presentación del plantel.
Siempre es difícil para un jugador aceptar el retiro. Más aún cuando se trata de una estrella que supo tocar el cielo con las manos. Pocos son los que cuelgan los botines cuando aún viven su mejor época. Ariel Ortega es uno de esos locos amantes del fútbol que todavía se resiste a abandonar su pasión. Después de veinte años desplegando su talento por las canchas del mundo, el Burrito está empecinado en seguir jugando a pesar de sus 37 años. Quiere ser feliz y cuando acaricia la pelota se encuentra en plenitud total. 

Colgado en el Fenerbache (le reclamaba una devolución de 6 millones de euros) intentó decirle adiós al fútbol: ""¿Cómo hago para devolver el dinero? No juego más al fútbol y listo. Me equivoqué, fuí a Turquía y aquí estoy, cuestionado". Pero con el paso del tiempo se dio cuenta que extrañaba por demás a su amiga. Logró destrabar su calvario turco a mediados de 2004 y firmó con Newell's, equipo con el que sería campeón.  

Años más tarde, cuando Diego Simeone prescindió de él tras ser fundamental en la conquista del Clausura 2008, partió rumbo a Mendoza para vestir la camiseta de Independiente Rivadavia. Juan José López también decidió excluirlo en el prólogo de 2011. All Boys fue su nuevo hogar durante seis meses. Consumado el descenso Millonario al Nacional B anunció su intenciones de volver a vestir la banda. Matías Almeyda, flamante DT riverplatense, le bajó el pulgar: "A Ortega lo tengo en cuenta, pero para el cuerpo técnico". Inmediatamente expresó sus ganas de seguir jugando, desechó la oferta del Pelado y empezó a escuchar ofertas. 

All Boys amagó con extender el préstamo pero los dirigentes finalmente decidieron no materializar los rumores. Morón, Berazategui y Alvarado también demostraron su interés por él. Incluso su entorno declaraba hace días que su futuro estaba en Estados Unidos o en Qatar. Sin embargo solo diez cuadras debió caminar Ortega para encontrar a su nuevo club, Defensores de Belgrano.

El mítico restaurante "Rojo y Negro", cuna histórica de los hinchas defensoristas, fue el escenario de la presentación en sociedad del Burrito como refuerzo estrella del Dragón. Su primera frase fue una declaración de principios: "Me encanta jugar, estar dentro de una cancha y gambetear. Por eso estoy muy agradecido al Presidente del club -Marcelo Achile- y a todos los hinchas de Defensores. Estoy contento por saber que voy a seguir jugando al fútbol a los 37 años". 

La B Metropolitana se jerarquiza con el arribo de un jugador de la importancia de Ortega. Si bien está transcurriendo el epílogo de su carrera, su talento le permitirá sacar diferencias en la categoría. En Defensores no solo encontrará un club serio que no tiene deudas y está inmerso en un proyecto a largo plazo (en Cardales construyó un hermoso predio para los socios, inferiores y para el plantel de primera) que cosecha éxitos en la actualidad. También recibirá apoyo y contención para solucionar sus problemas personales que perjudican su rendimiento en cancha. 

En la última temporada el Dragón finalizó tercero en la tabla general de la B Metropolitana. Fue el único equipo capaz de hacerle frente a un Atlanta imparable. Clasificado al reducido, lo conquistó tras dejar en el camino a Morón, Villa San Carlos y Nueva Chicago y se ganó la chance de jugar la promoción para ascender al Nacional B. Se quedó a solo un gol de volver a la segunda división del fútbol argentino: igualó 0-0 como local y empató 2-2 en Mendoza frente a Independiente Rivadavia, club que mantuvo la categoría por la ventaja deportiva asignada por la AFA. 

Tras la gran campaña el éxodo era inevitable: el central Leandro Martínez Montagnoli (Ferro), el mediocampista izquierdo Jacobo Mansilla (Quilmes) y el delantero Andrés Montenegro (Estudiantes de Buenos Aires), pilares en la estructura de Defe, abandonaron el club. El arribo de Ortega, uno de las trece incorporaciones que llegaron al club, reavivó la esperanza de volver a pelear bien arriba y capturar la chance que se escurrió agónicamente a fines de la temporada pasada. "Hay mucha expectativa en toda la gente y yo estoy con ganas de lograr un campeonato. Ojalá sea este año ascendiendo al Nacional B" sentenció el Burro en sus primeras palabras como Dragón. 

Rodolfo Della Picca es, desde noviembre de 2009, técnico del conjunto del Bajo Belgrano. Llegó a mediados del torneo 2009/2010 tras el estrepitoso derrotero del proceso a cargo de Salvador Daniele. Mítico entrenador del ascenso, en su primera temporada completa forjó un gran equipo y quedó a un paso del objetivo. Cauto como en el armado del equipo, Fito fue rotundo en sus primeras declaraciones con respecto a la llegada del ex  jugador de la Selección Argentina. "Tiene que hacer una preparación. Esto no va a ser una cuestión de una semana o dos. Trataremos de ser justos. Si hace las cosas bien va a tener un espacio en el equipo y si hace las cosas mal no lo va a tener" anticipó el técnico en La Red. Ortega no debutará ante Platense y se especula que pasarán varias semanas para que lo haga, ya que no hizo pretemporada y tendrá que ponerse a la par de sus compañeros. 

Futbolísticamente, la llegada de Ortega a Defensores es un desafío y una arriesgada apuesta para él y para el club. El Burrito deberá silenciar a los muchos que pidieron su retiro. El club deberá acompañar y contener a un jugador que, pese a su edad, tiene su calidad intacta y que la desperdició por sus actos de indisciplina. También es una evidente y, pese a la inmediatez, exitosa estrategia de marketing. Los grandes medios argentinos, e incluso del Mundo, pusieron en sus portadas la camiseta rojinegra del Dragón. 


Escrito por Matías Baldo en jueves, agosto 11, 2011. Etiquetas , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

1 comentarios for "El Burro y el Dragón, una historia de amor y desafíos múltiples"

  1. qué grosso que en la nota de Marca hayan rebautizado a Defe como "Defensores de Belgrado"

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.