El buzzer beater de Neal que revivió a los Spurs



Menos de dos segundos quedaban cuando Zach Randolph encestó los dos libres tras la falta de Richard Jefferson y volvió a estirar la diferencia a tres puntos a favor de los Grizzlies. El AT&T Center enmudeció. San Antonio estaba a solo 1.7 segundos de quedar eliminado después de una temporada formidable en la que cosechó un implacable record de 61-21 y terminó como líder del Oeste. Gregg Popovich inmediatamente pidió un tiempo muerto corto para idear la jugada del milagro. Repuso Manu Ginóbili desde tres cuartos de cancha y casi consumió los cinco segundos que tenía para poner la pelota en juego. Gary Neal se desmarcó de la pegajosa marca de OJ Mayo, recibió en el perímetro y a falta de cuatro décimas para el final despidió de sus manos un bombazo que, sobre la chicharra, empató el partido en 97 y obligó a definir el partido en un tiempo suplementario. Todo San Antonio estalló con el triple salvador del habitual base suplente de los Spurs que le devolvió la esperanza al equipo texano.

En los cinco minutos del primer overtime Tony Parker desniveló el marcador en la primera mitad y Ginóbili selló la victoria con dos libres sobre el final mientras el pabellón entero, eufórico por la victoria, quedaba afónico al grito de "MVP MVP MVP". 33 puntos, 6 asistencias, 6 rebotes y 4 robos fue la producción de quien es el mejor jugador extranjero de la historia de la NBA.

"Let's make history" es la primera frase que se lee en la web de los Grizzlies. La franquicia de Memphis, que desde su creación en 1995 (bajo el nombre de Vancouver Grizzlies) solo participó de tres postemporadas (perdió en todas por 0-4), ya ganó su primer partido en Playoffs y ahora irá en busca de avanzar a las semifinales de la conferencia del Oeste. El FedEx Forum será la sede del sexto partido de la serie. Los Spurs deberán ganar o ganar para regresar a Texas y definir como local. Contrarrestar el poderío interior de la dupla Randolph-Marc Gasol será la primera premisa que tendrá que mantener en pie el conjunto de Popovich para lograr la histórica remontada. Ginóbili, on fire a pesar de la codera que inmoviliza su codo derecho por la lesión que sufrió en el último partido de la temporada regular, necesitará que los otros dos integrantes del Big Three (Tim Duncan y Tony Parker) levanten su nivel para lograr una remontada que pocos equipos pudieron consumar a lo largo de la historia. 

Escrito por Matías Baldo en viernes, abril 29, 2011. Etiquetas , , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

0 comentarios for "El buzzer beater de Neal que revivió a los Spurs"

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.