La violencia en el fútbol y los que tiran la primera piedra

[Gabo / Especial para TicEspor.com] Cada vez que tenemos una muerte en el fútbol aparece el lamento de los hinchas. Los mismos hinchas que suelen destacarse como lo más sano del fútbol, los que, según su razonamiento, son los que siempre van a estar con el club de sus amores.

Cuando hablo de los hinchas, no me refiero a los barras bravas (esos no son hinchas, son delincuentes). Hablo del hincha común y corriente, como vos y yo, que son fanáticos de un equipo pero que nunca mataron a nadie ni se agarraron a trompadas en un estadio.
Los hinchas comunes siempre avalaron las actitudes de los barras. ¿Quién no cantó alguna vez una canción que hacía referencia a la violencia?, ¿quién no destacó en una charla futbolera un acto de violencia de su hinchada?.

La participación del hincha cambió notoriamente con la emisión El Aguante. El programa que se emitía por TyC Sports le dio un lugar a los fanáticos que antes no tenían. A partir de ahí, ya nada volvió atrás.
Es curioso por ejemplo como un hincha puede catalogar fácilmente a un jugador o a un entrenador como mercenario. En su mayoría, son los mismos que en su trabajo hacen todo lo posible para que lo echen o que se consideran “vivos” si no devuelven 10 lucas que se encontraron en la calle.
Otra de las grandes mentiras de los hinchas es el clásico “yo te sigo a todas partes”. ¿Cuántos hinchas son los que siguen a todas partes a su equipo sin importar la posición en la tabla?.
Párrafo aparte para los que le piden autógrafos a un barrabrava. Repito: ni a un entrenador, ni a un jugador, a un barrabrava.
En muchos casos, el hincha ni siquiera tiene un compromiso con su club. Esto queda en evidencia cuando hay elecciones, en las cuales suele votar aproximadamente el 33 % de los asociados habilitados.

Alguno me dirá, con cierta razón, que las sospechas de la muerte de Ramón Aramayo apuntan a la policía. Pero no hay que olvidarse que en el mismo encuentro hubo un enfrentamiento entre ambas hinchadas. Ni tampoco sirve quedarse con sólo lo que sucede en un San Lorenzo – Vélez.
¿Por qué uno no se puede cruzar con un tipo que tenga una camiseta distinta?, ¿acaso no convivimos con gente fanática de otro equipo en un trabajo, en una facultad o en alguna otra actividad que realicemos?.
El folklore del fútbol es al mismo tiempo algo único y algo que genera violencia. ¿Puede existir el folklore sin violencia? Particularmente, no lo creo.

Escrito por San_Felipe en lunes, marzo 28, 2011. Etiquetas , , , , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

1 comentarios for "La violencia en el fútbol y los que tiran la primera piedra"

  1. Anónimo 9:58 p.m.

    che ciclonn va vientito!!!!venia a liniers mira las copas a ver si aprendes algo??muerto!!!dale velez!!!campeon 2011 para toda la giladaaa

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.