Desde adentro: el drama de Vélez-San Lorenzo, en la cancha

¿Un domingo más?. Dependiendo de la óptica con que lo miremos, sí. Vélez y San Lorenzo se enfrentaban en el estadio José Amalfitani, en un domingo que realmente invitaba a que la gente vaya a la cancha, pero lamentablemente no podemos agregar la frase “con su familia”. Desgraciadamente, en los últimos años estos equipos tuvieron negros antecedentes, dentro y fuera de los estadios, donde se tocó fondo con la muerte del hincha velezano Emmanuel Alvarez en el año 2008, llegando al Nuevo Gasómetro.

El antecedente más fresco que teníamos hasta ahora, fue lo acontecido en el Apertura 2010, cuando la gente de San Lorenzo ingreso al campo de juego y fue a buscar a los hinchas de Vélez, que resistían a irse del estadio después de un largo rato, y también haciéndolo por las afueras del Gasómetro, donde, vaya la mala costumbre, "sólo hubo heridos". Pero el año 2011, vuelve a dejar una nueva victima en el fútbol argentino, nuevamente en un partido entre estas dos instituciones, esta vez en las cercanías del Amalfitani.
El clima se sentía caldeado, no solamente por el calor, sino por lo que podía llegar a pasar antes y después del pitazo final con la gente de ambos clubes.

Llegamos a la cancha, aproximadamente dos horas antes, para evitar cualquier inconveniente con el amontonamiento de gente, o con el cruce de la gente de ambos clubes, la policía o bien de ambos. Una vez que nos acomodamos, pudimos disfrutar de la victoria azulgrana en el partido de Reserva.

Pura tranquilidad por el momento, demasiadas para todo lo que se preveía. A poco de empezar el partido, se empezaron a notar esos movimientos raros, los que anuncian que algo está pasando o está por pasar, y así fue… según los trascendidos por la radio, y la televisión, gente de Vélez quiso emboscar a gente de San Lorenzo, por la Avenida Juan B Justo, lugar de acceso de la gente local. Ahora, cómo llegaron micros con gente de San Lorenzo por esa avenida, preguntáselo a los encargados del operativo policial. Debido a esto, se vio gente corriendo por todos lados, tratando de salir, de volver a entrar, y de fondo, como si estuviésemos en Libia y no en Liniers, las balas de goma de la policía y gases lacrimógenos para dispersar a la gente. Esto fue el final anunciado.

Luego de calmarse las aguas, y de haber empezado el partido, llegó esa noticia que nadie quiere escuchar, que es la muerte de un ser humano. El que concurre asiduamente a la cancha, sabe que cuando los famosos “trapos” comienzan a ser sacados de la tribuna, intuye que algo malo pasó, o está por pasar. La noticia llegó a oídos de la gente de San Lorenzo, y terminó de explotar la situación, que aparentemente se había calmado tras el pitido inicial. Nuevamente los mismos movimientos, corridas por acá, por allá, pero ahora con diferentes objetos que volaban de una tribuna a la otra, piedras, palos, platos, rejas...hasta incluso relojes de pared y televisores. 
Lo que uno se pueda imaginar y que jamás quiso que pase, estaba pasando. Ahora el problema era el salir del estadio, ¿Qué nos vamos a encontrar afuera? Desde nuestra ubicación en la popular distante, otra vez se oían disparos de bala de goma, gritos y ese particular sonido producto de la bronca, la indiferencia policial, el miedo de la gente, los llamados desde casa preocupados. Uno se preguntaba con que se podía encontrar afuera, y lamentablemente nos encontramos con un cadáver, un simpatizante que se suma a la lista negra del fútbol argentino.
Todavía no podemos decir qué fue realmente lo que le pasó a Ramón Aramayo. Si la muerte fue por causas naturales, si fue la policía la que colaboró con la muerte. En fin, esperemos que esta muerte no quede impune, como la gran mayoría de las muertes en el fútbol argentino. Quiero seguir yendo a la cancha, cuando sea mayor, quiero poder ir a la cancha con mis hijos y más adelante con mis nietos, quiero lo mismo que la mayoría de la gente hincha del fútbol. Que por favor no nos saquen la ilusión.

*Matías Miguez, autor de la nota, estuvo en la tribuna de San Lorenzo

Escrito por Matías Miguez en martes, marzo 22, 2011. Etiquetas , , , , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

1 comentarios for "Desde adentro: el drama de Vélez-San Lorenzo, en la cancha"

  1. Anónimo 11:26 p.m.

    Lindo texto, Mati. Justicia por Ramón. Vélez nunca vas a ser un grande.

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.