River le ganó a Boca en el Superclásico

 

River, con muy pocos argumentos, fue superior a un apático Boca y se adueño del Superclásico del fútbol argentino con el gol de Jonathan Maidana, quien cumplió con la tan mentada ley del ex, a los ocho minutos del segundo tiempo.  El resultado, además de haber sido una gran alegría para el pueblo Millonario, fue el último partido de Claudio Borghi como entrenador Xeneize.

El conjunto de Núñez, con el debut de Juan José López en el banco, demostró cualidades que eran claves para ganar el clásico: mucha actitud, concentración y compromiso para cortar la mala racha de siete partidos sin ganar y llevarse el partido más importante del año. Hay que reconocerle las virtudes del, por ahora, DT interino: ubicó a cada jugador en su puesto y no inventó nada raro. 
Frente a River, Boca resumió en noventa minutos todo lo malo que mostró durante todo el Apertura 2010: apatía futbolística y anímica. No generó ni una chance de gol en todo el partido ni logró dar más de cuatro pases seguidos. Además, y tal vez sea lo más preocupante, no sacó a relucir nunca el corazón y la garra que caracteriza a la historia del conjunto azul y oro. En ningún momento los jugadores demostraron actitud para pelear el partido y empatarlo. No estuvieron a la altura de lo que significa vestir la camiseta Xeneize.

El gol de Jonathan Maidana reflejó en el marcador lo que fue el trámite del partido. River mereció ponerse en ventaja antes, pero Javier García (el único rescatable del paupérrimo Boca) evitó en varias oportunidades la caída de su arco. Erik Lamela y Roberto Pereyra fueron las figuras de un equipo que se basó en ellos para inquietar al joven arquero Xeneize. La lesión de Juan Román Riquelme a los diez minutos de juego (fue reemplazado en el entretiempo por Chávez) fue un claro agravante para el circuito futbolístico de Boca.

La victoria superclásica fue un alivio para un River que hace siete partidos que no conocía la victoria y había sufrido el cambio de entrenador (el fin de semana pasada se fue Ángel Cappa). Para Boca la derrota fue el punto final al ciclo de Borghi, que ya estaba acabado antes de empezar el clásico, y seguramente significará la profundización de una crisis de larga data.  

Escrito por Matías Baldo en martes, noviembre 16, 2010. Etiquetas , , , , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

1 comentarios for "River le ganó a Boca en el Superclásico"

  1. Ni Lamela ni Pereyra fueron las figuras. El equipo de Ríver fue comandado por Almeyda y Acevedo.

    Riquelme se sigue comiendo técnicos. Hace gestos al mundo al minuto 7 y juega 45 sin haber entrenado diez minutos en cinco días.

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.