Argentina cortó la mala racha frente a Brasil con una genialidad de Messi


La Selección Argentina dirigida por Sergio Batista, en el primer partido tras su confirmación como entrenador hasta el Mundial de Brasil 2014, jugó un buen partido y le ganó a Brasil gracias a una genialidad de Lionel Messi, el mejor jugador del Mundo. Una victoria importante desde lo anímico para un equipo que está en plena formación. 

Argentina salió a la cancha con una disposición táctica muy interesante (para ponerlo en números el 4-2-3-1 muy utilizado en el último Mundial), especialmente de mitad de cancha para adelante. En el mediocampo Javier Mascherano fue el encargado de la recuperación y la marca, escoltado por Ever Banega, quien además tuvo la misión de comenzar el circuito futbolístico desde mitad de cancha para que los tres de arriba no tuvieran necesidad de bajar a encontrarse con la pelota.    

Los tres mediapuntas fueron Lionel Messi (estacionado en el sector izquierdo), Ángel Di María (por la derecha) y Javier Pastore, quien jugó como un diez clásico. Y Gonzalo Higuaín fue la única referencia dentro del área.

Lo más interesante del seleccionado argentino frente a Brasil fue la incipiente sociedad que se comenzó a gestar en los pocos minutos que compartieron en cancha en el Mundial de Sudáfrica 2010: Messi y Pastore  (de buen primer tiempo) se buscaron en muchas oportunidades y, cuando pudieron encontrarse, desnivelaron y generaron peligro al arco rival. Con más minutos en cancha, una de las pequeñas sociedades que la Argentina necesita para conquistar el Mundial de Brasil se va a ir aceitando ya que hoy no se los vio del todo precisos.

También fue promisoria la actuación de Ever Banega, especialmente en el segundo tiempo. Además de solidarizarse con Mascherano en la recuperación, el volante del Valencia fue el encargado de cortar, gestar e iniciar la ofensiva desde la mitad de la cancha. Otro aspecto positivo fue el ingreso de Ezequiel Lavezzi. El Pocho la está rompiendo en el Nápoli y tuvo su primera gran función con la camiseta albiceleste, desborando por la derecha y desnivelando en el mano a mano. 

La defensa sufrió más que nada en el primer tiempo, en donde la velocidad y la desfachatez del joven Neymar, junto con la magia y la precisión de Ronaldinho (quien tuvo una buena actuación en su regreso al seleccionado brasilero y seguramente siga siendo convocado) complicaron a los cuatro del fondo. El incansable Daniel Alves generó constante peligro por el sector de Heinze y, pisando el área en varias ocasiones, tuvo la más clara del conjunto de Mano Menezes en el primer tiempo, cuando estrelló un fortísimo disparo en el travesaño. 

Fue un partido muy parejo, en el que cada equipo tuvo sus chances. Lo más justo hubiera sido el empate, que habría sido definitivo si Lionel Messi no se hubiera inspirado en el segundo minuto de descuento. La Pulga, que en la previa dijo que era el momento de ganarle a Brasil, convirtió el gol de la victoria y se dio una alegría con la camiseta argentina que hace mucho tiempo se debía. Y también fue una gran satisfacción para el Checho Batista, quien en su primer partido como DT confirmado rompió con la mala racha de cinco años sin victorias frente a Brasil.

Escrito por Matías Baldo en miércoles, noviembre 17, 2010. Etiquetas , , , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

0 comentarios for "Argentina cortó la mala racha frente a Brasil con una genialidad de Messi"

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.