El secreto de Michael Phelps


De chico, le tenía miedo al agua. Dicen que sus deportes preferidos eran el béisbol y el fútbol. Sin embargo, su realidad familiar lo llevó a encontrar, por esas cosas del destino, su refugio en la natación.

A los once años se cruzó con Bow Bowman, su mentor. Con él empezó a entrenar y a perfeccionar estilos. Con el tiempo, el técnico se convirtió en un segundo padre y Phelps entendió que la natación estaba en su ADN. Su hazaña más recordada es la de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y sus ocho oros. Algo que muchos clasificaron como “doping tecnológico”.

El padre de la criatura es el Speedo LZR Racer, un traje diseñado con la ayuda de la NASA y programas de simulación de dinámica de fluidos de la empresa ANSYS. Según explica el Blog de Ingeniería, en uno de sus posts, el traje constituía un tejido biométrico diseñado para emular las características hidrodinámicas de la piel del tiburón. Por medio de los programas de simulación de fluidos fue posible determinar puntos estratégicos del nadador donde la fricción aumentaba y así optimizarlos al máximo.

Desde que en febrero de 2008 aparecieron este tipo de mallas, se marcaron 179 récords mundiales. A partir de ahí la Federación Internacional de Natación (FINA) prohibió el uso de estos trajes; según detalla Ezequiel Fernández Moores en “La trampa del récord”, publicada el 4 de agosto de 2009 en canchallena.com, algunos dirigentes proponen que los récords de 2008-09 lleven un asterisco que indique que fueron obtenidos en tiempos de bañadores plásticos, esta iniciativa no convence porque detrás hay un juego de publicidad y marketing.



La FINA, luego del antecedente de 2008, modificó los requisitos para la homologación de los trajes de baño utilizados en el Mundial de Roma de 2009. La nueva normativa se encargó de prohibir ayudas externas al nadador tales como le reducción del dolor o la electro-estimulación.
Federaciones de países con escasos recursos económicos pusieron el grito en el cielo por los altos precios de esta indumentaria, lo cual constituye una ventaja antideportiva para quienes tienen dinero para comprárselos (cuando se lanzó costaba 325 libras esterlinas, equivalente a 436 euros).

De aquí en adelante se plantea el debate en torno a las fuerzas externas que potencian al deportista y ayudan a las grandes marcas a facturar con la imagen del campeón de turno.

Fernando Candeias Periodista Deportivo y Lic. en Periodismo en la USAL. Con una extensa carrera radial (AM Cooperativa, FM Palermo, Radio Argentina, entre otras), también fue productor televisivo en América 24 y América 2. Fue productor del programa "El Reloj" (radiodocumental de historia). Actualmente es profesor de la cátedra radio en la Escuela Superior de Ciencias Deportivas y en el Centro de Estudios Terciarios River Plate. Además, es el Gerente de programación de Radio Cooperativa. En 2006 se metió en el mundo de los Blogs y así nació Informate On-Line. Su twitter: @fcandeias.

Escrito por Fernando Candeias en miércoles, septiembre 22, 2010. Etiquetas , , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

3 comentarios for "El secreto de Michael Phelps"

  1. No estoy de acuerdo con que se prohiba un traje. Las federaciones con menor importancia se quejan, pero esto es como decir que está mal q la AFA tenga un predio en Ezeiza xq hay otras asociaciones que no lo tienen.

    http://elsubteciudadano.wordpress.com

  2. Anónimo 4:05 p.m.

    Que se prohiba un traje es lo mejor que se puede hacer por el deporte en sí. No todas las federaciones tienen el poder adquisitivo par equipar a sus nadadores con trajes como estos, que ya no se utilizan en competiciones oficiales. Todos corren en igualdad de condiciones en el agua.

  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.