Raúl y su despedida de Real Madrid

Un domingo, Guti dejó el club. Al día siguiente, Raúl González Blanco anunció el famoso "hasta luego". Como bien escribe Fernando Carrión en Sportyou, todo lo que le sobró a uno le faltó al otro, y viceversa. El cuerpo y las piernas de Guti, con el corazón y la cabeza de Raúl hubiesen sido el mix ideal.
El lunes, Raúl dejó de ser blanco tras 16 temporadas. Debutó en primera el 29 de octubre de 1994, de la mano de Valdano, ante Zaragoza, en la derrota por 3 a 2. Se lamentó poco y nada: a la semana marcó su primer gol, en un clásico ante Atlético, el mismo club que lo dejó ir gracias a la estrategia económica de Jesús Gil de eliminar las divisiones inferiores. De familia colchonera, el 7 dejó su huella en la vereda de enfrente.

Se va de la Casa Blanca a los 33 años y deja atrás a tantos aduladores como detractores. Los últimos, de fuerte aparición en las últimas temporadas. Fue un delantero inteligente, un galáctico, un hombre decisivo, un suplente de lujo y hasta una piedra en el zapato para el entrenador de turno. Muchos agradecen que Raúl no haya formado parte de la selección de España que brilló en los últimos años y se consagró campeona del mundo. Pero pocos reconocen que en la antesala de la época dorada, era la cara visible de la Roja.

Atrás, dejó un tendal de récords. Máximo goleador de Real Madrid, jugador que más partidos disputó, goleador de Madrid-Barcelona, jugador más joven de España en marcar en un Mundial, 228 tantos en la Liga, 69 festejos en torneos internacionales y más de 830 partidos entre los Merengues y la selección. "Raúl es un futbolista austero, no se adorna, siempre busca la vía más directa, el camino más corto para beneficiar a su equipo y acuchillar al contrario. Todo lo que hace tiene sentido, y los que más agradecen su estilo y su presencia son sus compañeros. Esa austeridad es la que puede alejarle a veces de los focos de las estrellas, por supuesto de forma injusta", escribió Jorge Valdano en los años de esplendor del joven nacido en la capital española.

Fútbol, tradición y profesionalismo en un mismo envase. Ahora, sus últimos pasos serán en la Bundesliga, un lugar acorde a sus funciones de despedida. En mayo de 1998, tras 32 años de sequía, Real Madrid ganó la Liga de Campeones, la séptima. El último representante de esa formación se fue, pero prometió volver. Se fue Raúl González Blanco, tan blanco como Chamartín.

Escrito por San_Felipe en martes, julio 27, 2010. Etiquetas , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

4 comentarios for "Raúl y su despedida de Real Madrid"

  1. Impecable. Y enorme la frase de Valdano. Se va un verdadero símbolo del Real Madrid, un tipo que rompió todas las marcas, en síntesis un futbolista del carajo. Ojalá le vaya bien en Alemania, que tenga un final como se merece.

  2. Siempre odie al Madrid, pero Raúl es un grande, es indiscutible todo lo que logró con la casaca blanca, a pesar que las últimas temporadas no fueron muy buenas.
    Un dato curioso para tener en cuenta es todo lo que logró siendo del Atleti, que habría pasado si Jesus Gil y Gil no tiraba a la mierda las inferiores rojiblancas ?


    http://elsubteciudadano.wordpress.com

  3. Anónimo 6:46 a.m.

    para entender las diferencias en las despedidas de guti y raul hay que partir de una base fundamental:

    Guti es un vivelavida y un pésimo profesional, es de los que se va una noche a la discoteca, marcha de la discoteca al amanecer y se va a entrenar sin dormir. yo puedo entender que la vida nocturna de Madrid es irresistible, hedonista y divertida hasta Cassano, Sneijder y Ronaldo se bebían hasta el agua de los floreros, pero todo tiene un límite.

    Raúl en cambio era un gran profesional, llegando el primero a entrenar y siendo el ultimo en irse. que llevaba cuatro años siendo un jugador casi irrelevante de acuerdo, pero lo mejor era que se marchara por la puerta grande y dejarnos a los madridistas con un buen recuerdo. Es un tío que nunca vio una tarjeta roja y que hasta es admirado por el seguidor mas fanático y recalcitrante del Barcelona, o Antimadridista porque nunca habla mal de nadie o por lo menos yo nunca le oí hablar mal de nadie.

    en su contra cabe haber sido un capo en el vestuario blanco donde imponía su ley, junto a Hierro,Salgado y el amigo Heinze


    y a los fanáticos admiradores de Guti que se les hincha la boca que merece la pena pagar una entrada de futbol para ver jugar a Guti un par de observaciones: no jugó ninguna de las tres ultimas champions league que ganó el real madrid y no jugó ningún gran torneo de selecciones con la furia. por algo sería no?


    anda que no va a ser divertido ver en estambul a los imanes musulmanes llamando a la oración del mediodía y vean que Guti aún no se ha ido a dormir, porque todavía está metido en la discoteca

  4. yo creo que cuando Raúl se despertaba para llevar a los niños al colegio y luego ir a entrenar Guti y Sneijder todavía seguían en la discoteca Pachá

    http://www.elconfidencialdigital.com/Articulo.aspx?IdObjeto=21948

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.