El día que Rosario fue Mar del Plata


» EFE

"Si vos estás acostumbrado a jugar en la cancha de River y la cancha de River no te puede dar el aliento que te da la de Rosario, es un plus que podemos aprovechar", comentó Diego Maradona en los últimos días de julio. La previa del partido frente a Brasil no empezó hace una semana, ni dos. Todo arrancó hace dos fechas de eliminatorias, lo que en "tiempo futbolístico" es una eternidad. Antes de jugar frente a Colombia, el técnico de la selección argentina pidió a gritos (esos que no se escuchaban en Núñez) un cambio de localía. Primero por culpa del campo de juego y luego porque para ganarle a Brasil se necesitaba aliento.

El 10 de octubre de 2008, 20 días después de la semifinal ante Rusia, la novela de la final de la Copa Davis cerró su primer capítulo: se definió que la final se iba a jugar en el Polideportivo Islas Malvinas, de Mar del Plata. Se venía disputando en Parque Roca, pero los jugadores preferían Córdoba. Al final, todo se fue a la Ciudad Feliz. Todo, incluso la derrota ante España. La movida era por un motivo más que importante: había que sacarle los calzones a Rafa Nadal. Y nada mejor que sacarlo del polvo de ladrillo (tierra ideal para nuestros tenistas) e ir a una carpeta indoor (anti-Nadal, pero también anti-Argentina). Nadal no vino, pero la caída quedó para la historia.

Rosario, sin quererlo, fue Mar del Plata por un día. Por caprichos, poder y necesidades que van más allá del verde césped. El Interior del país no se merece resultados así. Postergados por la siempre poderosa Capital, encima ven como se los usa cuando la situación sirve para descomprimir presiones. El Gigante quedó chiquito y la gente no pudo vencer a Brasil. Quizás la culpa la tienen los que están en el banco o los once muchachos que se ponen la camiseta albiceleste, y no un hincha más o uno menos. Quizás, el error no lo comete la pista de atletismo, ni el fervor de los rosarinos, sino que siempre lo hace Heinze (?). Quizás, algún día la selección podrá tener un fixture de eliminatorias más federal y no una sede "de apuro".

En Mar del Plata, Luli Mancini se fue; mientras que en Rosario, Diego Maradona repitió que el contrato es "irrompible". Es una de las pocas diferencias.

Escrito por San_Felipe en domingo, septiembre 06, 2009. Etiquetas , , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

7 comentarios for "El día que Rosario fue Mar del Plata"

  1. Anónimo 8:40 p.m.

    también se diferencian en que en Mar del Plata los gatos se los comía Nalbandián y en Rosario se los comían en las tribunas.

  2. Hay una idea en la que no coincido, si bien ir a mdq para la davis fue un negociado, la idea de sacar a españa del polvo era buena, del potro y nalbandian son mejores jugadores en cancha rapida que lenta, mejor aun que los españoles. Ahi en ese caso algo se penso en el deporte.

    Aca este tipo que hay de dt no sabe de futbol (paradoja q el mejor jugador de la historia no sepa del deporte) y lo disimula con frases hechas pelotudas, cuestiones que van a lo animico y a lo extrafutbolistico. Una idea de futbol? bien gracias.

  3. El sábado no estaba lleno de futboleros, estaba lleno de gente que fue a un evento social. Y un monton de entradas se revendieron o se regalaron por protocolo.

  4. Anónimo 8:37 a.m.

    El futbol es un evento social, que los cortos de mente piensen que hay que matar al rival porque hincha por otro equipo es otra cosa.

  5. Anónimo 10:22 a.m.

    Porque nadie habla de las 3000 personas que, teniendo entrada, quedaron afuera porque dejaron pasar a barras de newells y central (sin entradas) para que no hicieran quilombo y se fuera todo al carajo. Despues dicen que quieren terminar con la violencia y estan todos enganchados con esta gente que lo unico que hace es arruinar el futbol

  6. nadie dice que haya que matar al rival ni algo parecido, simplemente remarco que fue muchisimo publico que nunca va a la cancha, siempre pasa con la selección, pero esta vez fue acentuado.

  7. Anónimo 2:41 p.m.

    El problema es que en el Gigante la presion la mete la gente de Central...y el sabado habia mayoria de porteños con entradas de protocolos y muchos chacareros que son hincha de boca y river por television....

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.