Asume Barack Obama



Le llegó el turno a Barack Hussein Obama (Jr.), el muchacho que dejará el placentero banco de suplentes, por un sillón mucho menos cómodo. Y vaya casualidades, lo hace el martes 20 de enero, justo un día después del tercer lunes de enero, o, para ser más exactos, un día después del Martin Luther King Day. Un lunes negro, pero de los buenos.

"Sueño que un día, en las rojas colinas de Georgia, los hijos de los antiguos esclavos y los hijos de los antiguos dueños de esclavos, se puedan sentar juntos a la mesa de la hermandad", dijo un día de 1963, Luther. Y ahí los tiene: a los negros emocionados por Obama y a los blancos ilusionados por el cambio. Un cambio histórico que hoy se hará realidad. Barack será, además del reemplazante del nefasto GWB, el primer presidente estadounidense afroamericano. Pero no solo eso: el primer negro, de padre musulmán (no practicante), con un padrastro que lo llevaba a rezar a una mezquita en Indonesia, convertido al cristianismo y casado con una negra tataranieta de un esclavo que trabajaba en una plantación de arroz. "Tuve un sueño en el cual mis cuatro pequeños hijos vivían en una nación donde no eran juzgados por el color de su piel, sino por su carácter", dijo un Luther sesentista. Y a exactos 80 años de su nacimiento, el sueño se hará realidad.

Su infancia fue por lo menos extraña. Nació en Honolulu, Hawaii y es hijo de Barack Obama, un economista nacido en Kanyadhiang, Kenia y de Ann Dunham, una antropóloga originaria de Wichita, Kansas. A los dos años, sus padres se divorciaron. Ahí, su padre regresó a Kenia y en 1971 se reunió por úlitma vez con su hijo, antes de morir en una accidente de autos, en 1982. Mientras que su madre contrajo matrimonio con Lolo Soetoro, y en 1967 se mudó con su familia a Indonesia, país de origen de su nuevo esposo. Obama asistió a escuelas en Yakarta hasta que cumplió los diez años, para luego regresar a vivir en Honolulu con sus abuelos maternos.
En una entrevista que dio en 2006, destacó la diversidad de su familia, y comentó: "Michelle les podría decir que cuando nos reunimos para navidad o acción de gracias, es como las Naciones Unidas en pequeño. Tengo parientes que tienen el aspecto de Bernie Mac (negro), y también tengo familiares que se ven como Margaret Thatcher (blanca)".
Tipo extraño, este Barack, que hasta confesó haber consumido drogas. Si Bill Clinton se animó una vez a decir que fumó un porro, pero que no tragó el humo, y a GWB le gusta más el alcohol que la política, Obama fue por más: "Tuve una juventud difícil -problemas de identidad por padre negro y madre blanca- y hubo momentos en los que experimenté con drogas", sostuvo. Leáse: cocaína, marihuana, alcohol y algo más.

Fanático del basquet, el 44º presidente estadounidense pudo financiar su campaña gracias al aporte de sus "hermanos" del baloncesto. Michael Jordan donó algunos miles de dólares y varios se sumaron a la lista con cifras menores: Shane Battier (2.300 dólares a Obama), Baron Davis (2.300), Grant Hill (2.300), Stephon Marbury (2.300) y Alonzo Mourning (1.000 a Hillary Clinton y 2.300 a Obama), entre otros. Y algunos, como Grant Hill y Ray Allen, estarán en la ceremonia de investidura.
Chauncey Billups y el veterano Dikembe Mutombo, de 42 años, que por primera vez votó en una elecciones presidenciales como ciudadano estadounidense no dudaron en meter al nuevo presidente entre las frases típicas de cada jornada de NBA. "La llegada de Obama a la Casa Blanca es lo mejor que le podía pasar al país y al mundo para recuperar la confianza que todos debemos caminar unidos", coincidieron. Magic Johnson y Kareem Abdul-Jabbar se suman a la lista de los fervientes seguidores del nuevo presidente electo de Estados Unidos.
Igual, no todos lo apoyan. Algunos se sienten perjudicados por los impuestos que aplicará Barack y que perjudicará los bolsillos de los basquetbolistas. Yao Ming, por citar un ejemplo, increpó a un eufórico Tracy McGrady, la noche que los demócratas ganaron las elecciones. "¿Tenés idea lo que nos va a costar todo esto?", preguntó el chino. "No me importa, pago todos los impuestos que sean con tal de ver en la Casa Blanca a un presidente como Obama y lo que significa para nosotros", respondió McGrady. Clarito, como Yao.

Lo que no quedan dudas, es que con la 23 en su espalda en la época del básquet de la High School o jugando baloncesto con militares estadounidenses en Yibuti, su relación con el deporte siempre se mantuvo viva (también se dedica al golf). Ahora, hasta se da el lujo de seguir de cerca los partidos de soccer en los que juegan sus hijas, o los entrenamientos de tenis, con profesora uruguaya, a los que concurren Sasha y Malia.
Sentado en una canchita de Chicago o en el sillón presidencial, el hombre que llega con el mayor apoyo de la historia, en uno de los peores momentos, genera expectativa allá y acá. Y ahí va Obama a entrar en la historia. El muchacho que tendrá que soportar las secuelas del racismo, su traición al Islam (los musulmanes conversos deben ser ejecutados) y las mentes enfermas que siempre circulan por el mundo, es el mismo que recibió el apoyo de Venus y Serena Williams, que logró que Lebron James se presente a un partido entre sus Cavaliers de Cleveland y los Bulls, vestido con una camiseta con su cara, o que hizo llorar a Magic Johnson toda una noche, ni bien se enteró que el abogado negro había vencido a Mc Cain. "Creo que hemos sido bendecidos porque EEUU ha votado al hombre ideal en el momento adecuado", dijo al día siguiente, en en el descanso del partido entre Lakers y Clippers. Que así sea.

Relacionado:
# Barack Obama y el Basquet [video, tiro de 3 puntos]
# Barack Obama y el Basquet [galería de imágenes: one-on-one ]
# John McCain y el Fútbol Americano

Escrito por San_Felipe en martes, enero 20, 2009. Etiquetas , , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

5 comentarios for "Asume Barack Obama"

  1. ahoraaa a laburarrrrrrrr

  2. hola!perfecto ahora veremos como resulta en su caminar-....
    es una esperanza´no solo para la gente de color...
    el mundo necesita que le vaya bien porque sus hechos repercuten en el mundo entero...

  3. Vampire 11:25 a.m.

    Como llegan a financiar la campaña de millones de dolares si los que tienen plata solo me donaron 2000 dolares.

    Al final va a ser que la campaña de Obama la financiaron los mismos de siempre.

  4. Vampire: El maximo que un individuo puede donar en una campaña presidencial es de $2300, tanto para la primaria como para la general. El total en todo el proceso electoral presidencial es de $4600 por individuo.

  5. Me quedo con estas palabras del discurso de Mr. Obama tras su toma de posesión:

    "... lo que hombres y mujeres libres pueden lograr cuando la imaginación se une al interés común y la necesidad a la valentía".

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.