La vida de los que no fueron Tévez

Carlos era Carlos Tevez y Carlitos era Carlitos Díaz. Por condiciones futbolísticas, Tevez podría ser Díaz. O viceversa. Es otro pibe que también estaba a la misma altura que el astro. Luego del baby, jugó hasta los 18 años en River. Hasta que de un día para el otro se cansó de esperar que All Boys le diera el pase y largó el fútbol. Para hablar con él también hay que hacer una llamada de larga distancia. No es a Manchester. Es a la Unidad 6 de Rawson, Chubut. Ahí cumple una condena por robo. Antes del último traslado peregrinó por Devoto y Ezeiza.


[Diario Crítica [link a la nota] / vía: DamePelota]

Escrito por San_Felipe en viernes, octubre 31, 2008. Etiquetas , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

3 comentarios for "La vida de los que no fueron Tévez"

  1. Anónimo 6:56 p.m.

    Y bueno, es clásico el caso de "la estrella que no lo fue", más aún en los países tercermundistas en los cuales el éxito deportivo no es una vocación, si no una salvación.

    Todos los jugadores (y cuando digo todos son TODOS) tienen alguna anécdota relacionada con esto, del tipo "cuando estaba en las infantiles, había un tal Juan Perez que era mejor que yo; verdaderamente la descosía y yo era su suplente. Un día Juancito faltó a la práctica y nos enteramos que había perdido una gamba en un accidente. Ese pibe era un fenómeno..."

  2. Una realidad cotidiana y que sustenta la idea de que muy pero muy pocos llegan.

  3. SAN FELIPEEEEEEEEEE, PONETE LAS PILAS MAN, TENES Q ACTUALIZAR EL BLOG.

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.