Brasil 0 - Argentina 0: Un poco de nada

El famoso fútbol granizado (?)

Hace minutos nomás que acaba de terminar otra edición del superclásico sudamericano, continental e interplanetario. Y hace minutos nomás que no tronó el escarmiento, como presagiaban los amigos del poder futbolero hace un par de meses. Argentina empató 0 a 0 con Brasil, en Belo Horizonte, en un cotejo donde la selección nacional fue un poco más que su rival, aunque jamás pudo marcar la diferencia en el marcador y así plasmar el merecimiento en el resultado final.

El partido de por sí no tenía demasiados condimentos interesantes en la previa: peleas internas, técnicos en duda y las presiones típicas de estos enfrentamientos no fueron el marco ideal para el choque entre dos potencias futbolísticas. El "adeus Dunga" que se escuchó en los minutos finales fue un claro ejemplo de que se jugaban mucho más que tres puntos.
La albiceleste intentó con Messi, siempre desequilibrante, apostó por Jonas Gutiérrez, que con su despliegue complicó al lateral derecho local, se afianzó en la recuperación con la dupla Mascherano-Gago (pongo mis fichas en esta interesante combinación), reventó corazones con las atajadas de Abbondanzieri (pocas, pero que valieron por muchas), pero no pudo dar la última puntada, no encontró respuestas en los metros finales y no fue inteligente a la hora de leer a la defensa brasileña (todo pelotazo al área tenía destino frontal y los morochos se hicieron un picnic en las alturas). Así se fue cocinando un empate que no tenía escapatoria.
Sin Kaká ni Ronaldinho, Brasil, igualmente, puso toda la carne al asador. Pero algo pasa con estos nuevos cortes, que tranquilamente hacen confundir a la vaca con el cebú. Brasil no es Brasil, el jogo bonito se guardó en el algún rincón de la historia y Dunga tiró la llave a la basura. Parece que quieren imponer un estilo europeo (algo que sucedió en nuestro país con técnicos anteriores) en el fútbol latino. Velocidad, pelotazos cruzados, jugadas rápidas y defensores poco románticos forman el combo brasileño de esta temporada. Robinho bicicleteó y no mucho más, los laterales se pararon de laterales, Diego como entró, salió, la apuesta en los últimos minutos fue Dani Alves y el físico morrudo de varios jugadores solo sirve para el choque, pero no para mover la pelotita. Y así es el presente del otrora Rey de Reyes: nada por aquí, nada por allá y muchas dudas.

Igual, todos sabemos que esto recién empieza. Que mañana los últimos pueden ser los primeros y que nadie se va a sorprender si estos muchachos se despiertan horas antes del viaje a Sudáfrica. Ya pasó otras veces, mientras nosotros nos volvíamos caminando de la mano de Verón.
Con poco fuimos más, pero no alcanzó y el balance semanal no es positivo: empates ante Ecuador y Brasil. Con falencias propias del sistema (Cruz puede romperla en Inter, pero jamás puede ser el "9" de referencia, si encima no se convoca a Crespo y se deja a Agüero en el banco), con aciertos y errores que partieron desde la conducción y con un estilo que promete más que lo que cumple, Argentina va camino al Mundial, pero no asegura resultados óptimos a corto y mediano plazo. Basile tendrá que ajustar piezas, dejar de frecuentar mucamas (?) y no desaprovechar el gran momento que viven varios de nuestos jugadores. Si aprovecha el boom nacional, no existirán retenciones que entorpezcan su trabajo.

Escrito por San_Felipe en jueves, junio 19, 2008. Etiquetas , , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

0 comentarios for "Brasil 0 - Argentina 0: Un poco de nada"

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.