Murió Darío Dubois



La fría noticia corrió ayer como reguero de pólvora en algunos comentarios que se podían encontrar en varios blogs argentinos y fue confirmada hoy desde los matutinos: "Darío Dubois, ex futbolista del ascenso, falleció ayer, a los 37 años, a causa de las hemorragias internas que se produjeron en su cuerpo tras haber sufrido un asalto el 2 del actual. El ex zaguero central de Chicago, Yupanqui, Lugano y Laferrère, entre otros clubes, murió en el hospital Paroissien, del partido de La Matanza, en el que estaba internado desde hacía casi diez días", rezaba el cable que apareció en diversos medios.
¿Y quién era este Dubois?. Lo mismo se preguntaba él acerca de Maxi López, como para estar a tono con la duda del futbolero medio. Emblema del ascenso argentino, Darío era algo así como un Iván Noble flaco, extravagante, metalero, y marcador central, un cocktail que hacía pensar varias veces la idea de intentar superarlo con una gambeta.

Enunabaldosa.com supo acobijarlo y él entendió el juego. Baldosero de ley, ya sea por su paso por diversos equipos de los sábados o por su cara pintada de blanco y negro para intimidar rivales, Dubois parecía creado a imagen y semejanza del sitio. "Gracias Darío, fuimos felices con vos", reza hoy en el blog -que se encuentra caído pero que deja ver la historia de su vida en la página principal-.
Y mediante esta relación fue que tuve el agrado de conocerlo. En el 3er Encuentro Baldosero, él fue uno de los grandes invitados y un digno rival. Demostró un buen nivel dentro del campo de juego, aunque salió lesionado, pero generó mayor atracción fuera del mismo. Ninguneó a Maxi, al ver mi camiseta del FC Moscú, y pensó que "debía ser alguien conocido", se sorprendió al ver que Olimpo jugaba en Primera -fue la tarde que venció al River de Gordillo-, discutió de política y hasta lanzó un "¿no les parece que todo lo que ocurre en los partidos de Primera está digitado?", suponiendo, o creyendo desde lo más profundo, que eso que se veía por tele cada domingo no era más que un show.

Así era Darío Dubois. Un grande que parecía un chico, un futbolista demasiado alejado de los estandares de metrosexualidad vigentes y un pibe humilde, y de grandes códigos, que no podía creer lo que generaba su figura. "Loco, gracias por invitarme, no tienen idea de lo que significa para mi", dijo aquella tarde entre cervezas y Gatorade. Así era Darío y así vale la pena recordarlo.

Relacionado:
# Su historia en Enunabaldosa.com [Enunabaldosa.com]
# Darío Dubois hablando para Rock & Pop Beach [Enunabaldosa.com]

Escrito por San_Felipe en martes, marzo 18, 2008. Etiquetas , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

2 comentarios for "Murió Darío Dubois"

  1. Que en paz descanse! uno de los tantos grossos del futbol del ascenso y lamentablemente una victima mas de la inseguridad en Argentina...

    mira el articulo VIVA LA DIFERENCIA en www.tremendamentemotivados.blogspot.com

    Abrazo de gol

    Ruben

  2. Escuchen el audio. Ya lo había escuchado. Está bárbaro. Una pena lo de Dubois, lástima que me enteré de oído por Marcelo Palacios.

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.