Max Higgins: La búsqueda ha comenzado

Hace un tiempo nos preguntabamos quién era el exótico Emile Maxim St. Patrick Higgins y ni un cúmulo de links que lograban describir sus más atractivas aventuras, ni sus datos empresariales en nuestro país, lograban mostrarnos a ciencia cierta de quién estabamos hablando. ¿Un millonario loco, acaso? ¿un estafador fanático del fútbol? ¿un jamaiquino al que la cultura de sus ancestros le pegó feo?. Ningún camino nos llevaba a Roma, aunque sí a la risa fácil y el aplauso cerrado hacia su persona.
Su Disney local, sus shows de fútbol, sus autos caros y demás situaciones extrañas formaban parte de un currículum que, más allá de las manchas, no era mal visto por quienes resultaban ser sus empleados temporales (leáse: Maradona, Batistuta, Goycochea, Duran Duran, Miranda! y varios etcéteras que prestaron su honor (?)). Pero todo tuvo un final. Primero se supo que sus oficinas iban cerrando sus puertas y que el "esquema Ponzi" ya tenía demasiadas grietas para seguir en pie, pero luego Max agrandó el combo al soportar declaraciones de su esposa, quien lo acusaba de violencia doméstica. El boom Higgins iba llegando a su fin y ya no aparecían ni los amigos del campeón.

Ni muerto, ni vivo, sino que desaparecido (?), ya nadie dudaba en empezar a buscarlo. Más allá de que lo querían arrestar en Estados Unidos y Jamaica, gracias al semanario argentino La Opinión [recomendado leer todo el artículo] se supo que: la Prefectura quedó apostada en las oficinas de Puerto Madero esperando que regrese, que allí también se dieron cita varios acreedores que querían cobrar el dinero correspondiente a los Mercedes Benz y las limusinas, y como si todo esto fuera poco y por el mismo precio, un grupo de inversores damnificados jamaiquinos emprendieron una búsqueda feroz por todo el mundo.

Mi nombre es Kanewala Jayasekara y fuí traicionada por una compañía llamada Higgins Warner Group S.A. cuyo dueño clama ser multimillonario y cuando escuché sobre su empresa por parte de mis amigos pensé que como yo estoy interesada en continuar mis estudios, la inversión podría ayudarme. Entonces vendí mi auto y todo lo que tenía y me comuniqué vía email con Higgins Warner Company mostrando mi interés en invertir mi dinero. Inmediatamente después Max Higgins me envía un email hablando sobre lo grande que era su compañía, diciendo también que el dinero estaba completamente cubierto y muchas más mentiras.
A raíz de esto invertí U$S 22.500 en él en Noviembre con un acuerdo por contrato que cada mes él me pagaría 20% por seis meses y de ahí en adelante pagaría todo el dinero junto. Estaba feliz, renuncié a mi trabajo y me mudé a Estados Unidos donde mis días miserables comenzaron. Cuando estaba esperando por mi primer pago de intereses y éste no llegaba comencé a preocuparme, le mandé muchísimos mails y lo llamé numerosas veces. Después de 25 días de insistencia mi primer pago llegó.
Eso es todo por ahora, he escrito cientos de correos electrónicos y he llamado muchísimas veces gastando una cantidad increible de dinero en llamadas internacionales para nada. Max Higgins y su staff esta desaparecido. Cerraron las oficinas en Argentina.
Le pido a todos los que lean este aviso que tenga alguna información sobre Max Higgins, por favor envíenme un correo a sokur06@hotmail.com


Duras palabras de la directora del improvisado grupo de inversores que emprendió una exhaustiva búsqueda de justicia hacia el niño mimado de la farándula local. Una pena para un Sir, como él. Su historia de vida fácil, niños amantes del balompié y mucho pop ya había tenido sus 15 minutos de fama.

Pero Max Higgins vuelve a golpear en nuestras puertas y las noticias llegan desde Dubai. Un supuesto periodista árabe tiró la piedra de que podría estar arrestado allí y que lo estarían investigando por fraude. Un duro revés que llena de lágrimas el final de la gran película. Pero no todas son pálidas y es por ello que, como dijo Voltaire (?), antes de hablar definamos los términos: el emirato tiene rascacielos, carreras de caballos top, un complejo de 300 islas de arena artificial, reservas pretolíferas y la violación reiterada de derechos humanos. Lejos, el lugar indicado para pasar sus últimos días. Casi, como si hubiesen nacido el uno para el otro.


[Colaboró: Pastor [corresponsal en Estados Unidos.-]]
[Fuentes: La Opinión / Enunabaldosa Foro / y blogs linkeados]

Escrito por San_Felipe en viernes, marzo 28, 2008. Etiquetas , , , , , , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

6 comentarios for "Max Higgins: La búsqueda ha comenzado"

  1. Me parece que la imagen para el post era esta: http://www.ellosnuncaloharian.com/226/imagenes/pantallas/big/carmen2.png

  2. Sargento 7:10 p.m.

    Dios..que grosso el Carmen San Diego..

  3. El Bati también anduvo con Max?

  4. @grimi: acá va el link de bati+higgins http://www.sportsya.com/noticia.php?id_estruc=212&id=161688

  5. Sanfe:
    sos groso, sabelo. XD

  6. Anónimo 11:43 a.m.

    VOLVIO MAX HIGGINS!
    http://www.laopinionsemanario.com.ar/?tpl=noticias&nid=10139

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.