Un mito en franca decadencia

Cambió el contexto, varió la ecuación, pero el resultado es similar. César Luis Menotti, aduciendo un conflicto con los directivos de la Universidad Autónoma de Guadalajara, nuevamente renunció a su equipo de turno y dio por concluida otra triste etapa en su carrera, que en las últimas décadas se destacó por sus conflictos y sus nulas conquistas.

Quien suscribe superó niñez y adolescencia entre medio de las inútiles y eternas discusiones entre Menottistas y Bilardistas que, lejos de contribuir a un fútbol mejor, se enceguecieron en teorías enfrentadas sin reconocer absolutamente ningún mérito del otro bando. No obstante, nobleza obliga, es imposible no sentirse un poco más identificado con uno o el otro, y en este rubro debo ubicarme bajo los seguidores del Doctor.
Pero dicho debate desde hace tiempo quedó desterrado por la caducidad de uno y otro entrenador en el fútbol. Bilardo lleva casi una década preocupándose por montar programas televisivos y radiales, mientras que "El Flaco", involucrado en su personaje de filósofo moderno, nunca pudo desapegarse de la dirección técnica, a pesar de que el fútbol le dio sobradas muestras de que pasó su cuarto de hora.

El recuerdo vivo de Menotti en mi ciudad se remonta a principios de la década, cuando llegó a un devastado –cuándo no- Rosario Central, casi como un Mesías contemporáneo. Ni bien arribó a Rosario, esbozó una frase que aún retumba en el recuerdo de leprosos y canallas: “Central es como mi vieja”. Claro que el Flaco fue preso de sus testimonios y quedó expuesto al pedir la quiebra de su club, al reclamar un contrato multimillonario luego de ser despedido por una campaña realmente olvidable.
Más allá de lo acontecido en Arroyito, los antecedentes previos y posteriores también se advierten similares. Basta con recordar el rotundo fracaso en Boca, o la renuncia que nunca le perdonarán los hinchas de Independiente. También, en el plano internacional, su pobre incursión en el fútbol italiano y el haber dirigido sólo dos partidos al Puebla de México colaboraron al cóctel de los desaciertos del histórico entrenador.

No caben dudas de que, más allá de sus últimos golpes, Menotti quedará en la historia de nuestro fútbol como el primer entrenador campeón del mundo. Y no existen dudas de que a lo largo del tiempo continuará cosechando adeptos y generando amores y odios, como sólo son capaces de hacerlo las grandes personalidades.
Igualmente, tampoco vacilo al afirmar, sin riesgo a equivocarme, que la carrera del rosarino en los bancos de suplentes terminó hace mucho tiempo y será el propio César el que deba darse cuenta de ello, porque a esta altura hizo grandes méritos para borrar con el codo aquello que alguna vez escribió con su mano.

Relacionado:
# Versus II - El Flaco vs El Doctor

Escrito por Anónimo en miércoles, enero 09, 2008. Etiquetas , , , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

7 comentarios for "Un mito en franca decadencia"

  1. menoti y bilardo hace rato se deben haber dedicado a cerrar el orto, pero weno, bilardo para mi es mucho menos tecnico su filosofia de hacer todo por ganar, rozando lo inmoral, de una anecdota graciosa que puede ser drogar a un rival, mandar a pegar y etc en la vida del narigon.
    y la constante pedanteria de menotti de decir una boludes con aires de filosofo frances...
    pero we mas q nada en filosofia futbolistica, menotti me parece mas saludable

  2. No creo que la escuela bilarbista pase solamente por ganar a toda costa rozando lo inmoral, gabo.

    Yo la veo más como la escuela del técnico laburador, muy laburador. Casi obsesivo, especialmente en lo táctico. Capaz de sacar adelante equipos mediocres y ponerlos en sitiales altos. Para algunos será poco estético pero todo es cuestión de gustos. Yo me quedo con el doctor.

  3. Los líricos como Menotti solo funcionan (y no siempre) en equipos llenos de estrellas o jugadores de buen pie que puedan interpretar lo que busca el DT. Pero si tenés una manga de troncos cagaste porque te pasa lo que le ha pasado al Flaco en los últimos 25 años. Y eso que ha dirigido algunos planteles interesantes que los hizo fracasar él mismo.

  4. Todo bien con que a Menotti no sale una hace rato, que me parece que siempre fue más palabras... pero, eso de que unos (Bilarditas o Menottistas) no ven nada bueno en el otro y después hacer un artículo como este, no sé... yo también me considero Bilardista pero no sé, noto cierta saña... quizás me equivoco...

  5. Hola que tal muy bueno el blog quisiera saber si en la seccion de los blog me pueden llegar a incluir ya que tengo un blog de futbol argentino y europeo el link es:
    www.elblogfutbolero.blogspot.com soy el administrador y creador, desde ya muchas gracias


    martin sueldo

  6. Sergica 9:07 p.m.

    World Champions city...
    http://sergica.miniville.fr/sec/

  7. Ramón Díaz y Carlos Bianchi, a mi juicio, son bilardistas hasta cierto punto (el Pelado no se, el Virrey seguro).

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.