Soldado de la causa nacional

Uno reorganiza el movimiento, el otro asume en seis meses...
El hombre llega feliz, dice conocer el mundo azul y amarillo y lo repite todas las veces que sea necesario. Supo ser quien, machete en mano, ayudó de gran manera a lograr un título internacional, según cuentan los memoriosos.

Intentará allanar las condiciones para el retorno triunfal del bianchismo. Su jefe eterno, así lo llama él, se encuentra agazapado sin motivo aparente. Acá no hay proscripción ni estúpidos imberbes, por lo que las negativas tendrán un móvil demasiado importante para estar por encima del deseo unánime de un pueblo que toma su bandera.
Allí marcha un técnico que vivirá a la sombra de su patrón y así asume un entrenador que, según cuentan las malas lenguas, en sus últimas experiencias bochó la materia correspondiente a manejo de grupo y su frase de cabecera terminó siendo "perdimos por mala suerte".
Nadie habla de elecciones anticipadas ni delegaciones de poder antes de tiempo. En un club que, aunque fue vapuleado en Japón, ostenta el reinado de América, solo se puede pensar en positivo.
El tiempo, maldito otorgador de razones, y los resultados, que en definitiva son los que tienen la palabra, serán quienes dejen en claro si estamos ante una buena transición o frente un gobierno con nombre propio. Allí va Carlos Ischia, discípulo de Carlos Bianchi y técnico vicario, hasta que el fútbol diga lo contrario.

Escrito por San_Felipe en viernes, diciembre 28, 2007. Etiquetas , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

2 comentarios for "Soldado de la causa nacional"

  1. Interesante,por lo pronto habrá que esperar 6 meses para saber si es cierto.

    PD: y si hacen un anuario de las mejores cosas del blog del año como en LR?

    saludos!

  2. Justo ahora estoy terminando de leer "El presidente que no fue" de Miguel Bonasso (sobre Cámpora-Peron)

    Buen post!

    Saludos

    Santo

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.