La pelota no entra en la pantalla grande

[Nacho Sbaraglia*, invitado] El 30 de marzo último se estrenó en los cines italianos "La mano de Dios", una película biográfica sobre Diego Maradona protagonizada por Marco Leonardo y la argentina Julieta Díaz. Siete meses después, no hay noticias de dicho film por nuestros cines, tampoco pareciera haber mucho interés en que sea estrenada.
Desde fines de marzo, se estrenó "Los Simpsons, la película", la más vista en la historia argentina, Bruce Willis revivió al agente McClane en "Duro de matar 4.0", Silvestre Stallone hizo algo parecido en "Rocky Balboa", el sexto capítulo en la historia de este boxeador, "300" y "Apocalypto" retrataron sangrientas batallas históricas, "Spiderman 3" mostró el lado más humano del Hombre araña, Woody Allen se copió a sí mismo en "Scoop" y "XXY" fue elegida para representar al cine argentino en los premios Oscar.
Mientras tanto San Lorenzo ganó el Campeonato Clausura y Ramón Díaz fue tapa de todos los diarios. Días después Boca se llevó la Copa Libertadores y no hubo canal de televisión en el que no apareciera Juan Román Riquelme. Enseguida arrancó la Copa América y se rompieron los records de audiencia: 70 puntos de rating entre Canal 13 y TyC Sports.
El número de espectadores de cine se mantiene estable, los video-clubes con copias ilegales de DVDs se multiplican en todos los barrios y el fútbol, la pasión número uno del país (y tal vez del mundo), sigue sin pisar fuerte en la pantalla grande.

El director adjunto del diario deportivo Marca de España, Santiago Segurola, explicó en el marco del X Festival de Cine de Málaga que "no hay manera de simular la grandeza del fútbol" y agregó que es mucho más fácil y atractivo de ver ficción de otros deportes por la falta de discontinuidad que presentan los dos tiempos de 45 minutos contra cada bateo de béisbol, cada jugada de fútbol americano o cada golpe de boxeo.
Además, Segurola criticó las largas secuencias de juego en películas como "Escape a la victoria", que pecan de irreales en busca de agregarle emoción. Ya de por sí, es poco creíble ver a Stallone, Osvaldo Ardiles y Pelé decidiendo el destino de la segunda Guerra mundial en un campo de juego contra los Nazis.
Es probable que la serie de dibujos animados japonesa "Los supercampeones", que fue éxito en todo el mundo, haya rotó el molde en ese sentido. Los partidos podían durar varios capítulos pero no perder la mirada del televidente. La vuelta de tuerca radica en que los elementos fantásticos (saltos acrobáticos, jugadas maradonianas, campos de juego larguísimos y jugadores de más de dos metros y medio de altura) jamás fueron vistos de tal manera y todo parecía normal, rozando el realismo mágico.
Dentro de esta línea de pensamiento del periodista español se encuentra Jorge Bermúdez, crítico de cine y productor de "Lo pasado pensado" (Canal 7 y radio Rock & Pop), quien cita al ya fallecido periodista de El Gráfico y escritor Dante Panzeri: "El fútbol es la dinámica de lo impensado". Bermúdez no se imagina la existencia de un guionista con la capacidad de Lionel Messi o de Juan Román Riquelme, quienes escriben en segundos tramas mágicas que encima la mayoría de las veces terminan mal porque sus jugadas no siempre acaban en gol.
Por otro lado, Martín Bendersky, egresado de la Universidad del Cine FUC y director de fotografía, no centra el debate en la idiosincrasia del juego sino que responsabiliza a los cineastas, sobre todo a los intelectuales y a los que son formadores en las distintas facultadas y escuelas de cine.
Bendersky no solo se pregunta por qué no hay tantas películas de fútbol, siendo este el deporte rey en Argentina, sino que agrega a la discusión la escasez de adaptaciones cinematográficas de calidad de las novelas o cuentos más populares del país, como "Martín Fierro" (José Hernández), "Don Segundo Sombra" (Ricardo Güiraldes), "El juguete rabioso" (Roberto Arlt), "El Aleph" (Jorge Luis Borges), o "Rayuela" (Julio Cortázar).
En cuanto a la formación, explica que "se comete el pecado" de juzgar el cine popular o de género, sea o no de Hollywood, como inferior al cine de autor, y que estos después se ve terriblemente reflejado en las historias que aparecen en la pantalla del cine argentino, donde se puede encontrar influencias clarísimas de los movimientos europeos de vanguardia.
Otra cuestión que es importante para Bendersky es la imposibilidad técnica de realizar escenas de fútbol en países como Argentina o Brasil, donde los presupuestos de las películas no son sustanciosos. Ve imposible que un productor planee un rodaje de un mes en exteriores y de día, con 22 actores principales, más de diez secundarios (árbitros, técnicos, suplentes, etcétera) y 20 mil extras en las tribunas.
Ya sea por la dificultad o lo poco realista que puede ser encerrar en un guión lo atractivo del fútbol, por la distancia entre lo popular y lo intelectual o ya sea por imposibilidades técnicas, historias como la del Maracanazo o la vida "de película" de Martín Palermo, por ahora, no encontraron quien las proyecte en una sala de cine.

* Nacho es autor del blog Apuntes de Selección.

Relacionado:
#
Cine antifútbol (?)
# Listado de películas deportivas comentadas

Escrito por San_Felipe en miércoles, noviembre 14, 2007. Etiquetas , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

6 comentarios for "La pelota no entra en la pantalla grande"

  1. está bueno lo que plantea Bendersky, decile que en Argentina había un director que adaptó cuentos de Borges y novelas de Arlt, se llamaba Leopoldo Torre Nilson. Ahora falleció y el único que siguió esa "senda" fue Héctor Olivera adaptando novelas de Soriano.

    Y, es verdad, es poco atractivo ver un partido actuado por el cine, porque le quita magia, como que no va... el fútbol ya es un espectáculo de por sí por lo que no necesita que otro eslabón del espectáculo lo represente.

    La unica ficcion futbolera grossa fue Supercampeones.
    Ah, y alguno dirá RRDT o Son AMores (?)

  2. excelente post, de un tema al que hace años le doy vueltas.
    no creo que sea imposible hacer buenas peliculas de futbol, creo que el futbol en todo caso plantea algunas cuestiones distintas en cuanto a abordaje desde el guión o la dirección, pero me parece que en el fondo hay poca gente con verdadera capacidad a la que le interese hacer un film con esa temática.
    los yanquis han conseguido hacer entretenido no sólo un partido de beisbol, sino hasta alguno de lacrosse.
    el tema es que en el futbol aunque la trama gire sobre un jugador o un equipo, debería ser tratada como accesorio de la historia en si
    hay una pelicula del año de ñaupa, cuyo nombre no recuerdo, que cuenta la historia de alumni, y que está muy bien hecha, pero claro, no se basaba solo en las imagenes del partido, sino que la usaban como complemento, siendo el eje de la historia alexander watson hutton

  3. A lo sumo hubo "El Hincha" con Discépolo y Diana Maggi

  4. aguante cebollitas! las corridas de la gorda bocha eran dignas de un oscar

  5. En realidad creo q a larga va haber un film sobre fútbol q va a triunfar en el cine.
    Por más q el fútbol sea un deporte difícil de actuar.
    En este rubro el q gana por afano es el boxeo, con pelis como Rocky o El Luchador.

  6. Anónimo 12:25 a.m.

    qe mierda es hunabkú?

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.