Desaguisados de una nueva mentira

Dicen que cuando las explicaciones son largas y tediosas, el fondo de la cuestión es poco más que dudoso. El ultra-renovado Apertura 2007 trae una nueva modificación que debe tener preocupado a más de uno. Y se trata de la reducción a la mitad de la cantidad de público visitante que puede ingresar a los estadios de Primera División.
Antes de que el lector me repruebe, aclaro que no hago mención a la prohibición total de público visitante en el ascenso debido a que quiero detenerme en las explicaciones que conciernen a la máxima categoría. El impresentable titular del CoProSeDe, Mario Gallina, declaró que la polémica medida obedece a dos motivos: evitar la violencia y controlar la reventa de entradas.
La explicación carece de cualquier fundamento y puede objetarse rápidamente: La mejor forma de garantizar la seguridad es evitando el ingreso de las barrabravas, cómplices y socias de dirigentes y policías corruptos e ineficientes. Es claro que estos personajes no sólo continuarán concurriendo a los estadios, sino que verán incrementadas sus ganacias ya que el precio de una popular visitante en reventa se incrementará considerablemente debido a la escasa disponibilidad (una de las poquitas enseñanzas que me brindó la contabilidad fue que si aumenta la demanda, los precios harán lo propio).

Seguramente las respuestas oficiales retrucarán las dudas planteadas advirtiendo el consejo de utilizar el derecho de admisión. En la Argentina, lamentablemente, esta modalidad sólo se lleva a cabo ante la presencia de las cámaras de televisión. Hoy, los barrabravas dejaron atrás ese rótulo y se convirtieron en verdaderas mafias organizadas, donde manejan los espectáculos musicales y artísticos en los clubes, representan jugadores, conducen los destinos de las divisiones inferiores y gobiernan aún más que los dirigentes de turno.
El perjudicado, una vez más, será el hincha a quien sólo le interesa colgar su bandera, comer un choripan en las inmediaciones del estadio y acomodarse en la tribuna para ver a su equipo. Ese simpatizante, que vive por y para su club, deberá aguardar interminables colas en las boleterías para intentar –probablemente sin éxito- conseguir alguno de los tickets. O deberá, en el peor de los casos, derrochar el poco dinero que le quede para solventar el gran negocio de la reventa. A prepararse muchachos, no habrá más público visitante. A partir de ahora, gracias a la AFA, habrá delincuencia –barra- visitante.

# El doble discurso y las Barras
# Vengan a ver el circo
# Quinchos con delay

Escrito por Anónimo en miércoles, agosto 01, 2007. Etiquetas . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

5 comentarios for "Desaguisados de una nueva mentira"

  1. Anónimo 1:27 p.m.

    Hey, chequeen los analisis que hacen al respecto de esto en www.deboedovengo.com
    es parecido y le agrega algunas cosas mas..
    Un abrazo
    Diego

  2. Lo de la seguridad es una farsa, es todo negocio para la TV y la reventa de entradas, con la reventa se benefician las barras a las que dicen combatir con esta medida. Castrilli es un personaje nefasto e inútil.

  3. Mucho ProSEF (de la Autónoma), mucho CoProSeDe (de la provincia de BsAs), y el interior qué pito toca en esto? En Gimnasia de Jujuy vs. San Martín de San Juan también se va a limitar el público visitante a la mitad de las butacas disponibles?

  4. Nadie se va a morir por no ir a ver un partido de futbol... en cambio si te pueden matar por ir...

  5. Sos medio boludo nicolas, decime en que carajo cambia que ahora vaya la mitad del publico visitante.Te contesto:Negocio para la tv, pelea entre hinchas del propio equipo para sacar entrada,la barra revendiendo las mismas,etc.
    A ver si entendes y le dejas de comprar el discurso a los medios.

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.