In dubio pro reo (?)

Es imposible encontrar el instante exacto. Pero vale detenerse en el minuto seis del segundo tiempo de aquella tarde en Berlín, por los cuartos de final del Mundial. Justo dos minutos después del gol de Ayala, cuando Alemania aún estaba aturdida. Riquelme condujo desafortunadamente una réplica que descubría a la retaguardia de Klinsmann mal posicionada. Crespo comenzó a correr detrás de la línea de la pelota, superó en velocidad el traslado de Román y, por la izquierda, sin caer en posición adelantada, se mostró como la descarga aconsejable. Riquelme optó por un envío largo al otro sector, por donde apareció Maxi, incómodo, para rematar desviado. Algunos minutos después pasó algo similar y se diluyó una buena ocasión para aumentar y dejar a los anfitriones desguarnecidos ante su desesperación. Entonces, Pekerman no lo dudó: Román había perdido frescura y a los 26 minutos resolvió sustituirlo por Cambiasso. A José le dolió tomar la decisión, pero la situación no resistía más.
Este Riquelme es indiscutible. Y no es un ejercicio de panquequismo periodístico. Simplemente se trata de observar -y saludar- su evolución. Desconocerla sería necedad. Riquelme comprendió que, por tratarse de un talento, eso no lo excluía del esfuerzo. Al contrario, la adaptación a las necesidades lo podía volver más desequilibrante. Hoy ordena, se desmarca, colabora en las pérdidas y convierte goles con frecuencia. Se escapó de la exasperación.
No hace mucho, Jorge Valdano señaló que JR parece imantado, que todos sus compañeros lo buscan, aun retorciendo la jugada. Que hay algo de pedagógico en el juego de Riquelme, como si conociera las verdades olvidadas en el fútbol. Pero ¿hablan de la misma persona? Sí. La insurrección de Riquelme lo hizo posible.

[Cristian Grosso / Diario La Nación]

Escrito por San_Felipe en miércoles, julio 11, 2007. Etiquetas , , , , . Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada mediante el RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta o trackback a esta entrada

5 comentarios for "In dubio pro reo (?)"

  1. cuando lei "esfuerzo" comprendi que era una joda..

  2. Me gustó...Grosso escribe siempre muy bien y didáctico. Está bueno.

    http://doble-5.blogspot.com

  3. Grosso es grosso...(chiste fácil pero con razón)

  4. Anónimo 11:50 a.m.

    dorian sos un imbecil

  5. Qué pena ver por televisión tantos "periodistas" imbéciles, bromeando con los jugadores, haciéndose los amigos para obtener una declaración "exclusiva" pero absolutamente vacía... Imaginemos que el periodismo de fútbol en la TV tuviera a tipos como Grosso, con una capacidad de análisis única... Pero no, los monigotes son funcionales al circo TyC-Fox.
    Gracias por este post...

    Pablo Aro Geraldes
    www.arogeraldes.com

¡Dejá tu comentario!

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Si un usuario incluye en sus mensajes algún comentario inapropiado, el mismo será eliminado.